Reparación | ¿Qué información da la etiqueta del aceite del motor?

Es importante que los profesionales del taller sepan interpretar las indicaciones que aparecen en los envases de lubricante.

El aceite posee otras funcionalidades además de lubricar la piezas del motor
El aceite posee otras funcionalidades además de lubricar la piezas del motor

Con el fin de utilizar correctamente el aceite del motor y evitar averías, es importante que los profesionales de los talleres entiendan las indicaciones de la etiqueta, ya que las necesidades de cada coche no son las mismas y dependen del tipo de conducción, la transmisión o si el vehículos está normalmente en una región fría o cálida.

Pero, ¿cuáles son los principales puntos en los que hay que fijarse en la etiqueta del aceite? SPG publica un post en el que explica que en la parte delantera se indican las temperaturas que es capaz de soportar con el código SAE (viscosidad). Así, el lubricante más viscoso es más adecuado para bajas temperaturas.

Dicho código indica una temperatura para los aceites monogrados (temperaturas suaves) o dos temperaturas para los multigrados, la mejor opción para soportar cambios de temperatura y, de esta forma, mantener su nivel de viscosidad óptimo.

Además, los aceites multigrado cuentan con un código SAE de 4 o 5 dígitos con dos números separados por la letra W (Winter, indicativo para bajas temperaturas). El primer número indica la temperatura mínima soportada y el segundo la máxima.

Asimismo, existe el indicativo 'donut API' (American Petroleum Institute) que, con dos letras progresivas, informa sobre la calidad del fluido. La primera letra indica el combustible soportado (S para motores de gasolina y C para motores diésel). La segunda, la calidad según la fabricación del aceite para ser soportada por los últimos modelos de coche fabricados.

Para aceites apropiados para motores de última generación (a partir de 2011) se les asigna de la letra N hacia delante. Así, se considera aceites de calidad los fabricados para motores a partir de 1996 (los que vienen marcados a partir de la J), aceites obsoletos los fabricados de 1979 a 1996 (marcados de la F a la H) y obsoletos que pueden causar daños los pensados para motores de 1930 a 1978 (marcados de la A la E).

Otra de las indicaciones es el tipo de aceite para motor: mineral, semisintéticos o sintético. Suelen ser más recomendables el último, ya que en él los aditivos y detergentes son más adecuados para cuidar el motor y tardan más en necesitar ser cambiados

Por otro lado, el post indica el aceite tiene otras funcionalidades: tolerancia a las cenizas (capacidad de arrastrar carbonilla, hollín o calamina generada al quemarse el combustible), punto ebullición (soporta un mayor calentamiento del motor sin hervir o evaporarse), punto de combustión (comportamiento ante altas temperaturas), punto de carbonización (cantidad de residuos del aceite que se solidifican a cierta temperatura), el grado de emulsividad (facilidad con que el aceite se separa del agua), acidez, el punto de congelación, inflamación, etc.

En cuanto a las homologaciones, estas indican qué aceites han sido ampliamente testados para el vehículo en cuestión y cuyo funcionamiento, por tanto, tiene el respaldo de la marca del coche para todas o la función especificada.

Cursos de Academia Infotaller

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña