Reparación | ¿Pueden objetos extraños causar averías en el turbo?

Nissens explica que la entrada de materiales puede causar pérdida de eficiencia, ruido e incluso la destrucción del componente.

Nissen aconseja sobre cómo evitar averías por objetos extraños
Nissens aconseja sobre cómo evitar averías por objetos extraños

Nissens explica que el turbocompresor es un componente altamente sofisticado y frágil, y por ello recomienda una serie de cuidados para evitar averías producidas por objetos que se puedan colar en su interior. El turbocompresor funciona en condiciones extremadamente exigentes y difíciles, con velocidades de giro de hasta 250.000 rpm y temperaturas de 1.100 °C en la parte del escape.

Por dichas características de funcionamiento, la presencia de cualquier objeto extraño dentro del turbocompresor puede causar un fallo inmediato y total del turbo. Habitualmente, el daño por objetos extraños es causado por materiales que entran en la turbina, el compresor o el alojamiento del cojinete, impactando así las ruedas giratorias y el eje. Los daños conducen a una pérdida de eficiencia y ruido adicional del turbo y, en el peor de los casos, a un turbo totalmente destruido.

En casos graves de daños por objetos extraños, también es común que la fragmentación resultante de los componentes internos a una velocidad muy alta cause averías instantáneas al motor, al sistema de escape o al intercooler. Esto puede causar un fallo total del motor y hacer que un vehículo no sea viable para su reparación.

La principal precaución que lanza Nissens es asegurar siempre que todo el sistema de admisión esté totalmente limpio y libre de objetos, teniendo especial cuidado en cualquier operación de mantenimiento o reparación que afecta a esa zona. Cualquier grieta en el tubo de entrada puede succionar objetos sin filtrar desde el filtro de aire hasta el turbo, incluyendo EGR, colector y sistema de ventilación del motor. También conviene verificar que los conectores estén intactos y en buenas condiciones de funcionamiento. El uso de nuevas juntas ayuda a evitar el riesgo de rotura y a garantizar un sellado perfecto.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña