Reparación | El envejecimiento del parque móvil afecta a las materias primas de los desguaces

El sector asegura que esta situación deriva en una menor oferta de piezas y en su encarecimiento.

La patronal explica que con un registro público se comprobaría la procedencia de los coches usados
La patronal explica que con un registro público se comprobaría la procedencia de los coches usados

Los centros de recuperación de vehículos están viendo cómo el envejecimiento del parque móvil está afectando a sus materias primas debido a que hay en circulación un gran número de vehículos antiguos hasta que se rompen completamente, lo cual limita la entrada de vehículos al desguace, tal y como indica la asociación de desguaces de Castilla y León Aclcard en El Correo de Burgos.

La población no invierte y “solo repara el coche cuando no le queda más remedio”, indica el presidente de la organización, José Magadán, que añade que esto deriva en un encarecimiento de los productos por la menor oferta de piezas y recambios de segunda mano.

Así, según Sigrauto, aunque la cifra de automóviles recibidos en los desguaces ha descendido, el año pasado se produjo en esta región un pequeño aumento de 300 unidades con respecto a 2016. Sin embargo, las cifras todavía están lejos de los niveles de hace cinco años.

Por otro lado, Aclcard explica que otro de los problemas a los que se enfrentan los desguaces es la venta de la documentación de los vehículos para fines ilícitos, pagando hasta doce mil euros por estos coches que acaban yendo a otros países.

Asimismo, la asociación apunta que en España se permite poner en el mercado coches declarados siniestro total, lo que permite defraudar al consumidor, ya que el vehículo puede haber sido reparado de un modo que no es el más adecuado.

Por ello, la patronal afirma que se está trabajando para crear un registro público donde el comprador de un coche usado pueda saber si este proviene de algún accidente, quién lo ha reparado y de qué manera.

Además, subraya que la nueva normativa permite dar ciertas garantías de trazabilidad por las piezas que se reciben de los desguaces de forma que estos aseguren la procedencia real de la pieza.

“Esto nos permite librarnos de los talleres ilegales y beneficia a toda la sociedad porque se pagan impuestos que revierten en todos”, indica Magadán.

Próximos cursos / Academia

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña