Reparación | Midas identifica los cinco elementos del coche que hay que revisar antes de las vacaciones

Neumáticos, frenos, aceite, batería o luces, entre otros, son algunos de los principales. Su comprobación puede evitar sustos o costosas reparaciones, advierte Midas.

Estos son los cinco elementos del coche que hay que revisar antes de las vacaciones
Una visita al taller a tiempo es clave para asegurarse de contar con un vehículo en plenas garantías

El coche será uno de los medios de transporte más común para realizar los viajes este verano, por lo que es esencial hacer una revisión previa.

En este sentido, Midas advierte de la necesidad de contar con esta revisión para evitar sustos en la carretera y garantizar que el vehículo se encuentre en óptimas condiciones para emprender cualquier viaje. Para ello, la cadena presenta los cinco elementos más importantes que es preciso revisar:

1.- Triángulo de seguridad: en este caso hablamos de los neumáticos, los frenos y los amortiguadores. En el caso de los neumáticos, son la pieza fundamental para la seguridad del vehículo, por lo que mantenerlos en buen estado y con la presión adecuada es clave para prolongar la vida útil. No olvidar que hay un umbral de desgaste que no se debe exceder: 1,6 milímetros de profundidad mínima en el dibujo.

Los frenos, además, deben encontrarse en plenas condiciones y sus elementos como las pastillas, los discos de freno, deben estar en perfecto estado. Por último, los expertos de Midas indican que los amortiguadores deben ser revisados cada 20.000 kilómetros.

2.- Aceite, fluidos y filtros: en el caso del aceite, si está oscuro o sucio, es momento de cambiarlo. Además, es esencial comprobar otros fluidos, como el líquido de frenos, niveles bajos de este pueden indicar desgaste de las pastillas de freno o una fuga. Otros líquidos que habría que revisar son el refrigerante y el agua del limpiaparabrisas. Asimismo, es muy importante revisar los filtros del vehículo. Antes de salir de viaje estival es recomendable saber cuándo fue la última vez que se hizo el mantenimiento al coche. Hay que recordar que los fabricantes recomiendan cambiar el aceite dependiendo de la marca y modelo entre los 20.000 y los 30.000 kilómetros y en tiempo cada año o dos años, lo que antes se cumpla.

3.- Batería: es esencial para el funcionamiento de todos los componentes del vehículo. Sin embargo, con las altas temperaturas el estado interno de la batería va reduciendo su vida útil a la vez que se puede producir algún fallo en las piezas que la componen. Revisar su estado regularmente y seguir las revisiones periódicas recomendadas asegura su buen funcionamiento. Además, es importante considerar su vida útil, que suele ser de cuatro a cinco años. 

4.- Elementos de visibilidad: en este punto entrarían las luces. Es esencial comprobar los faros delanteros, luces de freno, intermitentes y luces de emergencia o luces traseras, entre otras. Además, otro elemento que habría que revisar son los limpiaparabrisas. En caso de lluvia, el tener una visión correcta es fundamental. Mida recomienda realizar una vez al año esta revisión, pero incide en permanecer atento a señales que puedan indicar cualquier cambio.

5.- Sistema de climatización: aunque no pueda parecerlo, este sistema también es fundamental para la seguridad y esencial para tener el máximo confort en la conducción, especialmente en los viajes largos de carretera. Midas dispone de Clima Confort, un servicio que incluye el control del circuito de aire, recarga, sustitución del filtro de habitáculo y una desinfección del interior del vehículo con AirCARe, que elimina el 99,9% de los virus, bacterias y malos olores.

"Una visita al taller a tiempo no sólo es clave para asegurarse de contar con un vehículo en plenas garantías para los desplazamientos que nos esperan durante el verano, sino también para evitar reparaciones costosas que puedan poner en riesgo el periodo de vacaciones", señala Javier Fuentes, del departamento de formación de Midas España.

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña