Reparación | Más de 100 detenidos en una operación contra la manipulación de odómetros

La Guardia Civil estima que la estafa rondaría los cuatro millones de euros.

El material incautado confirmaba la mencionada actividad delictiva
El material incautado confirmaba la mencionada actividad delictiva

Un total de 103 personas han sido detenidas por la Guardia Civil por un presunto delito de estafa dentro de la operación Countdown, iniciada en 2014 en Zaragoza, por manipular el cuentakilómetros de vehículos de segunda mano.

Las investigaciones comenzaron cuando un particular comunicó a la Benemérita la compra de un coche en La Almunia de Doña Godina (Zaragoza) al que le habían reducido hasta 75.000 kilómetros antes de venderlo, según informa Europa Press.

Tras inspeccionar el taller en el que el perjudicado adquirió el turismo, los agentes comprobaron que siete automóviles fueron vendidos en ese establecimiento en años anteriores tras rebajarles entre 80.000 y 100.000 kilómetros. Además, tres de los vehículos expuestos en el momento de la inspección también tenían el odómetro alterado.

La manipulación de estos turismos se llevó a cabo en un local industrial de Zaragoza, donde los agentes incautaron material que confirmaba la mencionada actividad delictiva y ponía de manifiesto la implicación de otras sociedades y establecimientos comerciales dedicados a la venta de vehículos.

Una vez estudiada la documentación incautada, las autoridades pudieron detectar más centros dedicados a la compraventa de vehículos de segunda mano y talleres de reparación que también ejercían esta actividad en Huesca, Zaragoza, Teruel, Soria y La Rioja.

En Calahorra (La Rioja), los agentes detuvieron al propietario de un establecimiento de compra venta de automóviles. Allí, se inspeccionaron 77 coches. Sin embargo, solo once afectados quisieron presentar denuncia.

Durante los cuatro años que ha durado la operación se han comprobado más de 45.000 vehículos, de los que 1.094 fueron manipulados rebajando entre los 25.000 y 610.000 kilómetros en cada coche.

Así, se estima un total de 165 millones de kilómetros manipulados, por lo que la estafa rondaría los cuatro millones de euros. Además, se esclarecieron 24 delitos de falsedad documental cometidos sobre facturas emitidas por la venta de varios de estos vehículos y sobre los libros de taller.

Las alteraciones de odómetros detectadas también se produjeron en coches de importación de alta gama procedentes de Rumanía, Reino Unido, Francia, Alemania, Bélgica, Holanda, Italia, República Checa e Israel.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña