Reparación | Volkswagen y Microsoft dan un paso adelante en la llegada del coche conectado

Los talleres multimarca reclaman un acceso equitativo a los datos generados por este tipo de vehículos.

VW se ha marcado como objetivo tener una flota de vehículos interconectados en el año 2020
VW se ha marcado como objetivo tener una flota de vehículos interconectados en el año 2020

El coche conectado poco a poco va tomando forma con el fin de convertirse en una útil realidad que permitirá nuevas prestaciones que ofrecerán mayor seguridad vial, facilitarán la gestión del tráfico y otros servicios vinculados que favorecerán a los usuarios. Por ello, las grandes compañías automovilísticas tienen en marcha proyectos para conseguir esta nueva tecnología.

Un ejemplo de ello es Volkswagen que, gracias a la colaboración junto a Microsoft, pretende llegar a tener una flota de vehículos interconectados en el año 2020, pudiendo ampliar dicha iniciativa al resto de las marcas del grupo, según se hace eco Faconauto.

Así, crearán ‘Volkswagen Automotive Cloud’, una nube la industria automotriz dedicada al servicio de los futuros servicios digitales y las ofertas de movilidad de la marca. Con ello, la firma alemana quiere ofrecer una flota de vehículos conectados que se conviertan en el ecosistema digital ‘Volkswagen We’.

De esta forma, a partir de 2020, más de 5 millones de vehículos de esta marca estarán completamente conectados, convirtiéndose en centros de datos móviles que formarán parte del ‘Internet de las cosas’ gracias a Microsoft Azure.

A esta tendencia se unen proyectos como el de la alianza Tantalum-Autingo para que fabricantes de automóviles y grupos de telecomunicaciones ofrezcan servicios de mantenimiento y reparaciones conectando a estos coches con más de 35.000 talleres de toda España.

Gracias a ello, los conductores podrán solicitar servicios específicos para la reparación de su coche o describir cuál es el problema que sufre su automóvil, pudiendo recibir un presupuesto con precio cerrado para los talleres cercanos.

Frente a todos estos aspectos positivos surgen las voces que alertan de los posibles peligros que provocarán dichas nuevas tecnologías. Entre ellas, destaca el aumento de su vulnerabilidad respecto a los hackers y las dificultades de acceso a los datos del vehículo por parte de los talleres mecánicos multimarca.

Así, Xabier Iraragorri, técnico de la Comisión de Información Técnica de Cetraa, explicaba recientemente en Cetraauto, (encuentro anual de empresarios de talleres de reparación de España) que “el coche conectado invertirá la tendencia actual, multiplicará la interacción del usuario con el fabricante y la minimizará con el taller”.

Ante este tipo de circunstancias, una coalición de la industria de automoción, integrada por concesionarios de vehículos, operadores de posventa del automóvil y servicios de movilidad, la industria europea de seguros y las representaciones europeas de consumidores de automóviles y pymes, ha instado a la Unión Europea (UE) a "actuar de manera decisiva" para establecer un acceso equitativo a los datos y recursos del vehículo.

Con ello, han solicitado que los fabricantes de vehículos deberían dar, a partir del 1 de enero de 2020, acceso no discriminatorio a los sistemas telemáticos en vehículos utilizados por ellos mismos, y a aquellos sistemas e interfaces que permiten el acceso a proveedores de servicios externos.

Así, tras el compromiso de Bruselas de garantizar este acceso a los datos del vehículo, el sector multimarca, representado por Ancera, ha mostrado su intención de centrarse en conseguir el acceso a estos datos, así como a los generados por el conductor y obtener la capacidad de interactuar bidireccionalmente con ambos, teniendo en cuenta que en España se prevé que el 25% de los coches esté conectado en 2021, según la consultora MSI.

Por otro lado, desde Faconauto se han mostrado partidarios de una cesión muy restrictiva de dichos datos con el fin de proteger la privacidad de los conductores, apuntando que la cesión solo debería producirse en casos expresamente solicitados por el cliente.

Asimismo, subraya que esta cesión no pueden comprometer ni su seguridad ni su correcta reparación, por lo que, a juicio de la patronal, serían los propios fabricantes los que deberían comunicar los datos a terceros de manera segura.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña