Reparación | Muere en un accidente un conductor que se negó a cambiar los airbags Takata en su vehículo

Honda indica que ha alertado a sus clientes sobre la importancia de cumplir con las campañas de revisión.

En 2008 se detectaron los primeros fallos en el sistema de inflado de estos airbags
En 2008 se detectaron los primeros fallos en el sistema de inflado de estos airbags

Los airbags de la firma Takata fueron centro de la polémica hace un tiempo cuando diversas marcas automovilísticas llamaron a revisión a sus vehículos por problemas con este elemento de seguridad.

Pese a que las enseñas indicaron en su momento que los propietarios de los coches afectados debían acudir al taller para comprobar el estado de este dispositivo, no todos los usuarios lo tuvieron presente.

Así, en Brasil el propietario de un Honda ha muerto debido a un fallo en el airbag de la mencionada marca, dispositivo que se negó a reemplazar cuando se le explicaron las posibles consecuencia, según ha informado la compañía automovilística. De esta forma, una ruptura anormal del airbag ha provocado el fallecimiento del conductor del New Civic LXS en Río de Janeiro tras tener un accidente.

Con este, son casi una veintena de fallecidos por causas similares en todo el mundo, así como varios heridos por explotar con una fuerza excesiva estos sistemas y lanzar piezas de metal en el interior del habitáculo, tal y como publica Europa Press.

En 2008 se detectaron los primeros fallos en el sistema de inflado de estos airbags. Desde Honda señalan que desde 2010 ha llevado a cabo una serie de iniciativas para alertar y sensibilizar a sus clientes sobre la importancia y la urgencia de cumplir con las campañas de revisión y la retirada del mercado de los airbags de Takata. De esta forma, el modelo en cuestión fue convocado en 2015 para reemplazar el inflador del airbag del lado del conductor.

Los airbags defectuosos fueron instalados en millones de vehículos en todo el mundo en marcas como Honda, Mercedes-Benz, Volkswagen, Audi, Toyota, Nissan y Mazda, entre otras.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña