Reparación | Europa estudia crear una base de datos para evitar la manipulación de odómetros

En España, casi dos millones de vehículos presentan incoherencias en el kilometraje, según un informe de Carfax y Ganvam.

El proyecto proporcionaría un beneficio anual de entre seis y nueve mil millones de euros
El proyecto proporcionaría un beneficio anual de entre seis y nueve mil millones de euros

La manipulación de cuentakilómetros en automóviles usados es un hecho que ocurre con cierta frecuencia y que conlleva una serie de consecuencias económicas y de seguridad vial.

En España, casi dos millones de vehículos, de los 30 millones forman el parque automovilístico, presentan incoherencias en el kilometraje. De ellos, el 87% tienen más de diez años, según un estudio elaborado por Carfax y Ganvam.

Por lo que se refiere a la Unión Europea, entre el 5 y el 12% de los automóviles usados en las ventas nacionales y el 30 y el 50% de los automóviles vendidos a través de la frontera tienen el odómetro manipulado.

Con el fin de minimizar estos efectos, la Comisión Europa propondrá una normativa que estará lista para finales de año y con la que se pretende elaborar una base de datos abierta y transfronteriza para llevar a cabo registros nacionales que recopilen los datos de kilometraje de los automóviles, siendo estos accesible a través de las fronteras de la Unión Europea, según publica Motor Pasión.

En el proyecto de resolución votado por el Comité de Transporte y Turismo, los eurodiputados quieren que la Comisión permita un nuevo marco legislativo que podría proporcionar un beneficio anual de entre seis y nueve mil millones de euros.

En Bélgica y los Países Bajos, por ejemplo, las lecturas se recogen con mayor frecuencia, "lo que casi ha erradicado el fraude en los odómetros en estos países", afirman los eurodiputados de la Comisión.

Está previsto que para este fin se utilice Eucaris, el sistema europeo de información sobre vehículos y permisos de conducir, lo que permitiría que los compradores de vehículos de segunda mano pudieran verificar los datos del odómetro, independientemente del país de la UE en que se registrara en un principio, lo cual reestablecería la confianza de los consumidores en el mercado de segunda mano.

De momento, este sistema facilita el intercambio transfronterizo de información sobre infracciones de tráfico.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña