Reparación | El Consell de Mallorca toma medidas ante las irregularidades en las citas de la ITV

No bloquear más de quince días o no sobrepasar el 10% del total de las inspecciones diarias serán la base de la nueva regulación.

Las medidas entrarán en funcionamiento a mediados del mes de agosto
Las medidas entrarán en funcionamiento a mediados del mes de agosto

Las listas de espera en Mallorca para pasar la ITV han crecido tanto en los últimos meses que a día de hoy si se pide cita para pasar las inspección técnica del coche hay que esperar hasta noviembre, como mínimo. No obstante, existe la opción de no pedir cita y esperar la cola en los centros de inspección, lo cual puede suponer cuatro o cinco horas aguardando el turno.

Desde el Consell de Mallorca afirman que esta situación es consecuencia de la venta irregular de citas previas por internet, según informa El Español. Por este motivo, se está pensando en posibilidades que solucionen esta situación. Una de ellas pasa por pagar a un taller para que sean los trabajadores de estos centros los que esperen en las mencionadas colas, aunque a un precio bastante más elevado de lo que costaría con cita previa.

En Mallorca el importe por pasar esta revisión periódica es de 36,93 euros por un vehículo de gasolina y 52,65 euros por un diésel. Sin embargo, hacerlo mediante un taller que no tenga cita puede suponer cantidades muy variables que pueden llegar a más del doble. Así, en algunos medios locales aseguran haber encontrado en internet anuncios que ofrecen pasar la ITV por 110 euros por un coche de gasolina y por 120 euros por un diésel.

Ante tales circunstancias, la presidenta del Consell de Mallorca, Catalina Cladera, y el conseller de Movilidad e Infraestructuras, Iván Sevillano, han anunciado una medida que pretende agilizar el sistema y evitar las largas listas de espera.

"Se liberarán todas esas citas que no tienen consignada una matrícula y que ascienden a 14.800", apunta Sevillano. Asimismo, añade que el colapso en Mallorca se debe, sobre todo, a que empresas y talleres bloquean cientos de citas cada día en las cuatro estaciones de la isla en perjuicio de los particulares. De esta forma, tienen, bajo la condición de taller, una hora diaria en la que pueden llevar coches sin necesidad de registrar matrículas.

La nueva medida, que se implantará a mediados de agosto, consiste en que las empresas o centros autorizados podrán seguir reservando citas sin necesidad de especificar la matrícula de sus vehículos, pero con dos nuevas restricciones: no bloquear más allá de quince días, es decir, a 31 de agosto solo podrán reservar citas hasta el 15 de septiembre, y que este tipo de inspecciones (las que no concretan la matrícula) no podrán sobrepasar el 10% del volumen total de las que se efectúan cada día en las cuatro estaciones de la ITV.

Además, las empresas y talleres tendrán que mostrar en la ITV la identidad de sus encargados para pasar la inspección porque solo ellos podrán hacerlo. Con ello, se pretende crear un registro de personal y evitar que las citas de un centro pasen a otro o vender esas citas por internet.

Para los mecánicos, uno de los motivos por los cuales se han producido retrasos son estas citas sin matrícula fraudulentas o hechas de manera incorrecta. Pero no son la única causa. Algunos dueños de talleres creen que tras la creación de la empresa pública, en junio de 2018, que ahora se encarga de efectuar las inspecciones, las revisiones se han vuelto más exhaustivas y, por tanto, más lentas.

No obstante, otros opinan que el aumento del parque automovilístico en la isla sería la causa. Según datos del Institut Balear d’Estadística (Ibestat), en 2017 se superó el millón de vehículos en Baleares, con 1.001.842 coches registrados y su media de edad es de 11,25 años. Ese mismo año se realizaron 627.907 inspecciones técnicas.

Cursos de Academia Infotaller

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña