Reparación | ¿Qué consecuencias tiene no realizar un adecuado mantenimiento al vehículo?

En la ITV, los técnicos valoran si los automóviles no tienen defectos para seguir circulando con normalidad.

Cuatro millones de vehículos son rechazados por la ITV en primera inspección
Cuatro millones de vehículos son rechazados por la ITV en una primera inspección

La inspección técnica de vehículos es un trámite fundamental que todos los automóviles deben pasar con el fin de confirmar si pueden circular sin provocar un accidente en la carretera y poner en riesgo la vida de otros usuarios.

Para ello, es necesario que los usuarios tomen consciencia de lo importante que es acudir a un taller en el que lleven a cabo una pormenorizada revisión de todos los elementos esenciales para que pasar la ITV no se convierta en un dolor de cabeza.

Neumáticos, sistemas de iluminación o emisiones contaminantes son algunos de los puntos en los que los técnicos prestan atención para, así, poder decidir si el resultado es favorable, desfavorable o negativo, según indica el post de Madrid ITV.

En el primer caso, una vez concluida la revisión, el técnico facilita una pegatina que debe ubicarse en la parte superior derecha de la luna delantera y que indica que el vehículo está conforme marca la normativa.

Sin embargo, no siempre se obtiene este resultado. Si es desfavorable, el dueño del coche tiene que acudir con su vehículo hasta un taller para solucionar los defectos graves, los cuales deben reparase en un máximo de dos meses.

Además, hay que recordar que los dueños solo están autorizados a llevar el coche de la estación de ITV al taller y viceversa para una nueva inspección. Si se usa para otra finalidad, puede ser multado. Cabe destacar que la nueva normativa permite que la segunda inspección pueda hacerse en otra estación diferente de la primera.

En el caso de que el resultado de la inspección sea negativo desde el primer momento por haber encontrado defectos muy graves que constituyen un riesgo directo para la seguridad vial o impactan sobre el medio ambiente, el coche es inmovilizado y una grúa lo recoge para llevarlo al centro de reparación, teniendo dos meses para subsanar los defectos.

Las causas más comunes de la ITV desfavorable son la acumulación de faltas graves en alumbrado, señalización, neumáticos, elementos del eje y suspensión, emisiones contaminantes y frenos.

Por otro lado, el artículo recuerda que más de cuatro millones de vehículos son rechazados por la ITV en primera inspección, el 20,3% del total. Esto supone que uno de cada cinco vehículos es rechazado por no reunir las condiciones mínimas de seguridad o por emitir a la atmósfera emisiones contaminantes y nocivas superiores a lo permitido por ley.

Cursos de Academia Infotaller

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña