Reparación | Congreso de Ancera, árido y con poco brillo

Cerca de 200 asistentes en el Congreso de Ancera en Sevilla
Cerca de 200 asistentes en el Congreso de Ancera en Sevilla

Aburrido. Así podemos resumir el Congreso de Ancera de este año. Nos referimos al programa, ojo, que la comida y los corrillos han estado tan animados como siempre...

Ha habido congresos de Ancera más o menos entretenidos o interesantes, pero lo de este año ha sido para destacar. Un congreso muy árido, centrado en aspectos relacionados con el marco jurídico en el que se centra la actividad del mercado de la posventa de automoción. El nuevo Real Decreto de ITV, reglamento de homologación de vehículos, información técnica... ¡y hasta talleres ilegales! han sido los temas de la jornada. ¿Nos hemos equivocado de congreso y estamos en uno de talleres?

Siendo Ancera la patronal de los distribuidores de recambios, resulta paradójico que hayan tenido tan poco peso los contenidos sobre la distribución de recambios en el auditorio. Hablando tanto del taller, esto parece más un congreso de una red de talleres, aunque esos nos resultan bastante más interesantes, la verdad. 

Se han echado en falta ponencias de interés para los asistentes (recambistas, gerentes de grupos y fabricantes de componentes), tanto desde el punto de vista del fondo como de la forma. Y también, por qué no, alguna intervención de un profesor de una escuela de negocios, un consultor u otros profesionales de fuera del sector que pudieran traer alguna idea interesante que trasladar al nuestro. Un congreso debe servir para inspirar a los asistentes. Si hasta el propio Miguel Ángel Cuerno, presidente de Ancera, ha admitido al cerrar el congreso que quizá su contenido ha sido "demasiado técnico para el recambio", entonces, ¿por qué lo diseñó así?

Esta misma percepción ha sido compartida por muchos asistentes del congreso en los pasillos. Se nos ocurren formas mucho más interesantes de haber abordado el congreso de este año. Hasta donde podemos recordar, el congreso de Ancera más aburrido de su historia.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña