Reparación | Condenan a una mujer por repetidas coacciones a un taller en Cambados (Pontevedra)

El denunciante, propietario del establecimiento, argumentó que la conducta de la mujer coartaba su libertad para desarrollar su actividad laboral y dificultaba la entrega de los vehículos, haciéndole perder clientes.

Condenan a una mujer por coaccionar a un taller mecánico en Cambados, Pontevedra
La mujer grababa e increpaba a los clientes del taller

Una mujer de Cambados (Pontevedra) ha sido condenada a pagar una multa de 360 euros por un delito leve de coacciones. El propietario de un taller la denunció alegando que su conducta estaba perjudicando su negocio y que incluso llegó a perder clientes.

Según informa el medio Diario de Arousa, la mujer grababa e increpaba a los clientes de un taller mecánico situado frente a la vivienda de un familiar suyo, lo que llevó al propietario del negocio a tomar medidas legales contra ella.

Los hechos ocurrieron en 2022, y recientemente la Audiencia de Pontevedra ha confirmado la sentencia condenatoria emitida por un juzgado de Cambados, desestimando el recurso de apelación de la denunciada, quien argumentó error en la valoración de las pruebas.

La resolución judicial menciona el testimonio de un cliente que declaró haber sido grabado e insultado por la acusada. La acusada reconoció tener las grabaciones, reforzando la contundencia del testimonio del denunciante y de otros tres testigos.

Falsa denuncia contra el taller

En una ocasión, la vecina, ahora condenada, llamó a la Policía Local de Cambados, alegando que el taller trabajaba hasta altas horas de la noche. Al llegar al lugar, los agentes comprobaron que solo se estaban realizando labores de limpieza y no había ruidos de maquinaria, ni vehículos encendidos, ni obstrucciones en los accesos al taller.

Ante esta situación, el propietario del taller decidió denunciar la actitud de su vecina ante la Guardia Civil. El denunciante argumentó que la conducta de la mujer coartaba su libertad para desarrollar su actividad laboral y dificultaba la entrega de los vehículos a sus clientes, lo que incluso le hizo perder alguno de ellos.

El juzgado de instrucción de Cambados la condenó a dos meses de multa a razón de seis euros diarios por coacciones leves. 

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña