Reparación | Componentes que sufren con el aumento de las temperaturas

El EGR, el electroventilador o los frenos, son elementos a los que no les sienta bien el calor.

El calor multiplica los casos de asistencia en carretera
El calor multiplica los casos de asistencia en carretera

El verano se ha echado encima sin dar tiempo a prepararse. Pocos días después de su inicio llega la primera ola de calor. En los vehículos hay determinados componentes que son más sensibles a las altas temperaturas. Revisarlos en el taller puede evitar males mayores.

Entre los componentes más sensibles al calor se encuentran el termostato y el electroventilador, ambos en el motor del vehículo. Se encargan de regular la temperatura y controlar el flujo de anticongelante del sistema de refrigeración del motor. El calor extremo puede hacer que dejen de funcionar, reflejen lecturas erróneas o se rompan los conductos del refrigerante.

Según un informe de Autingo, del que se ha hecho eco La Vanguardia, la reparación  puede ir desde los 120 euros, en el caso del termostato, a los 300 del electroventilador.

Por otro lado, la válvula EGR también es sensible al calor. Al haber un mayor número de partículas en el aire, se acumulan más residuos sobre el solenoide, lo que puede llegar a obstruirlo. Su reparación ronda los 350 euros.

En cuestiones de calor, es imposible no hablar del sistema de aire acondicionado. Su avería puede alcanzar los 600 euros, dependiendo del elemento que se rompa. Hay que tener en cuenta que se trata de un elemento que lleva varios meses sin utilizarse, por lo que un uso forzado o incorrecto puede llegar a quebrar el compresor o los filtros.

Por otra parte, hay otros elementos del vehículo a los que también hay que prestar atención ante la llegada del calor, es el caso de los neumáticos, que sufren un mayor desgaste durante los meses de verano, al igual que las pastillas de freno.  

 

Cursos de Academia Infotaller

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña