Reparación | ADAS: la confusión en la terminología pone en peligro la seguridad

La abundancia de nuevos términos para las funciones de asistencia genera confusión y puede afectar a la seguridad vial.

Cuando se sustituye un parabrisas, hay que recalibrar las cámaras instaladas en él
La terminología empleada por los fabricantes en los ADAs puede confundir a los conductores

Los sistemas de asistencia a la conducción mejoran cada día. La tecnología está en continua evolución y, por ello, surgen sistemas nuevos a gran velocidad. Estas flamantes innovaciones cuentan con nombres que mezclan funcionalidad con marketing, de modo que pueden generar dudas tanto en los reparadores como en los conductores.

Los últimos modelos de vehículos incorporan sistemas denominados por ejemplo ‘Pilot’, ‘Autopilot’, ‘ProPilot’, ‘Pilot Assist’, ‘Co-Pilot 360’ o ‘Highway Pilot’. Según afirman desde la organización AAA Automotive y se hace eco Automotive News, toda esta nueva terminología genera confusión en los conductores y malentendidos sobre cuáles son las verdaderas capacidades y limitaciones de estos sistemas.

Tal como explica Greg Brannon, director de ingeniería automotriz y relaciones con la industria de AAA, “con este tipo de términos, el usuario puede pensar que la conducción humana no está involucrada, cuando no es así”.

Según un estudio realizado por la entidad, el 40% de los estadounidenses cree que los sistemas Autopilot y ProPilot tienen la capacidad de conducir por sí mismos. Por ello, la organización sugiere que las entidades dedicadas a la seguridad vial, la Administración y los fabricantes de automoción deben trabajar por estandarizar su vocabulario teniendo en cuenta qué entienden los consumidores cuando leer estos términos.

Brannon añade que “hace tiempo que sabemos que esta confusión de términos iba suponer un problema. Incluso nuestros propios ingenieros, cuando leer los manuales de los fabricantes de vehículos tienen problemas para discernir qué elementos tiene exactamente un vehículo”.

El equipo de ingeniería de AAA examinó 34 marcas de vehículos comercializados en Estados Unidos para identificar la cantidad de términos propios que los fabricantes utilizan para comercializar sistemas avanzados de asistencia a la conducción. Encontraron 40 formas diferentes de describir el frenado de emergencia automatizado, 20 términos para nombrar el control de crucero adaptable y 19 modos para funciones de prevención de cambio involuntario de carril.

Por ello, AAA insiste en la urgencia de clarificar la terminología, “educar” a los conductores y adaptar los estándares a cada idioma. La organización propone definiciones “simples, específicas y basadas en la funcionalidad del sistema”.

Cursos de Academia Infotaller

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña