imageAuto

Averías frecuentes Atelio Doc | Avería en un Seat Ibiza con indicadores de aceite y anticontaminación encendidos

Seat Ibiza IV generación, año 2009
Seat Ibiza IV generación, año 2009

Con la colaboración de ETAI Ibérica y Atelio Doc, damos paso a un método de reparación que puede servir de ayuda a los profesionales del taller. En concreto, se trata un procedimiento de diagnosis y evaluación de incidencias mecánicas en el motor diésel de un Seat Ibiza de cuarta generación fabricado entre 2008 y 2017.

El cliente manifiesta que se ilumina el indicador en el cuadro de instrumentos para el nivel de aceite de lubricación para el motor. Es necesario revisar y rellenar el nivel de aceite con asiduidad. Por su parte, el taller comprueba que se ilumina el indicador de incidencia motor y, eventualmente, también el indicador del sistema antipolución. Es posible que el motor muestre un funcionamiento irregular o inestable, así como falta de potencia.

ANTECEDENTES

SEAT en el cumplimiento de su compromiso con el medioambiente y con sus clientes, incorpora continuamente nuevas gamas de motores. Estos son un referente en el equilibrio de consumo y contaminación, pero son técnicamente complejos de diagnosticar en algunos apartados.

ATENCIÓN

El análisis de las piezas sustituidas como afectadas, procedentes de Servicios Autorizados y enviadas para su comprobación de funcionamiento, da como resultado que un alto porcentaje de las mismas están correctamente y fueron sustituidas indebidamente en el taller.

Por ello, si realizan este procedimiento y no hallan una causa fiable, recomendamos la realización de una consulta técnica DISS (Direkt Informationssystem service) con objeto de recibir asistencia técnica y evitar así reparaciones repetidas.

Desaconsejamos la sustitución de piezas diagnosticadas "por aproximación", ya que todas la piezas recibidas en garantía son objeto de un exhaustivo análisis y ello puede dar lugar a la no prestación o aceptación de cargos en garantía. Implementación en la serie.

MEDIDA

En caso de reclamación del cliente, una vez confirmada la anomalía, procedan con el proceso de verificación, que pueden encontrar descrito en el anexo denominado "Comprobación del Motor", y cumplan de forma escrupulosa las indicaciones en cada paso de comprobación.

Como medida final, deben verificar que el software de la Unidad de Control del Motor es el más actual según el SVM.

ATENCIÓN

Consulten el Manual de Reparaciones de SEAT para llevar a cabo los procedimientos de forma adecuada y sobre el uso y referencia de los útiles y equipos a emplear.

A continuación les mostramos algunos ejemplos para poder evaluar con exactitud el estado de los componentes:

Para comprobar la estanqueidad de las válvulas añadan líquido en los orificios de escape de la culata (vean la ilustración 1), déjenlo durante un tiempo (aproximadamente 2 horas) y comprueben si las válvulas son estancas.

Ilustración 1: Vista a modo de ejemplo del líquido vertido por los orificios de la salida de escape de la culata (déjenlo durante un tiempo y comprueben si las válvulas son estancas)
Ilustración 1: Vista a modo de ejemplo del líquido vertido por los orificios de la salida de escape de la culata (déjenlo durante un tiempo y comprueben si las válvulas son estancas)

Repitan la misma operación de comprobación en el lado de los orificios de admisión de la culata (vean la ilustración 2).

Ilustración 2: Vista del líquido vertido por los orificios de la entrada de admisión de la culata (déjenlo durante un tiempo y comprueben si las válvulas son estancas).
Ilustración 2: Vista del líquido vertido por los orificios de la entrada de admisión de la culata (déjenlo durante un tiempo y comprueben si las válvulas son estancas)

Ilustración 3: Vista de una válvula no estanca (círculo rojo), pierde líquido
Ilustración 3: Vista de una válvula no estanca (círculo rojo), pierde líquido

Ilustración 4: Síntoma: La camisa del cilindro está afectada
Ilustración 4: Síntoma: La camisa del cilindro está afectada

Ilustración 5: Vista de la comprobación de estanqueidad de los cilindros. En el ejemplo el cilindro número 3 (círculo rojo) no es estanco
Ilustración 5: Vista de la comprobación de estanqueidad de los cilindros. En el ejemplo el cilindro número 3 (círculo rojo) no es estanco

Ilustración 6: Valoración de la comprobación de estanqueidad de los cilindros
Ilustración 6: Valoración de la comprobación de estanqueidad de los cilindros

Leyenda de la Ilustración 6:

A: Cilindro número 2

B: Cilindro número 4

C: Cilindro número 3

CONCLUSIÓN

El nivel de líquido de los cilindros A y B son iguales (vean las líneas rojas de ayuda), tras 2 horas de espera. No así el C que muestra un desequilibrio evidente. El cilindro C tiene una inestanqueidad manifiesta que afecta al funcionamiento del motor.

ATENCIÓN

No documentar como se solicita en el anexo la consulta técnica DISS (Direkt Informationssystemservice), puede influir negativamente en el tiempo de resolución del caso, en la satisfacción del cliente con el taller y además puede también suponer el no abono o prestación en garantía.

Deben imputar todas las verificaciones necesarias realizadas para la diagnosis, sobre el único componente causante de la incidencia. Indicaciones referentes a piezas originales

No es posible el abono o prestación en garantía por este proceso de reparación, al tratarse únicamente de información sobre este procedimiento.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña