Electromecánica | ¿Qué son, para qué sirven y por qué se averían los sensores de altura?

Arnott-Air Suspension Products explica que se usan para conocer la elevación de los ejes y para el sistema de nivelación de los faros y que la sustitución de los mismos en caso de fallo es fácil, aunque necesitan calibración posterior.

Los mayores enemigos de los sensores de altura son el clima y la gravilla de la carretera
Los mayores enemigos de los sensores de altura son el clima y la gravilla de la carretera

Los sensores de altura del sistema de suspensión neumática sirven para informar de la altura de los ejes del vehículo a la Unidad de Control Electrónico (ECU), explica Arnott-Air Suspension Products, empresa especializada en suspensión neumática. Asimismo, se utilizan también como entrada para el sistema de nivelación automática de los faros.

El propio sensor de altura está unido al chasis, la varilla está vinculada al eje del vehículo. Cuando el automóvil está en marcha o, por ejemplo, cuando se agrega carga pesada, la suspensión en movimiento da como resultado un movimiento de rotación de la varilla.

A los sensores de altura también se les denomina sensores de ángulo, lo que significa que cuando la varilla del sensor se mueve, se genera una señal de salida (voltaje), que es proporcional a su ángulo de rotación. Esta señal se transmite posteriormente a la ECU para su procesamiento. Un resultado posible es que el compresor de suspensión neumática se active y se suministre presión adicional (a través del bloque de válvulas) a los resortes neumáticos apropiados.

Posibles averías de los sensores de altura

La mayoría de los sensores de altura no tienen contacto, lo que significa que no hay fricción, lo que garantiza un funcionamiento sin desgaste. Sin embargo, como se montan en el exterior del vehículo, están sujetos a las condiciones climáticas y meteorológicas. Con el tiempo, la humedad podría afectar/dañar los componentes electrónicos y la gravilla y piedras de la carretera también pueden dañar la unidad.

Antes de desmontar los amortiguadores o puntales de la suspensión neumática, el sensor de altura de manejo debe desmontarse. El ángulo de rotación del sensor es limitado y no permite grandes movimientos. Por lo tanto, no hacerlo puede romper una varilla del sensor.

Una señal defectuosa en un sensor de nivel puede ser la falta de compensación de altura después de cargar el vehículo. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que estos síntomas también pueden ser causados por un compresor que no funciona bien (o que no funciona) o un sensor no calibrado. Por lo tanto, el diagnóstico adecuado es clave.

Fácil sustitución

Reemplazar un sensor de altura es un trabajo relativamente fácil. Lo único que debe tenerse en cuenta es que, después del reemplazo, la mayoría de ellos necesitan calibración, por lo que debe emplearse una máquina de diagnosis para garantizar el correcto funcionamiento después de la instalación.

Lo más / Electromecánica

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña