Electromecánica | Seguridad, estabilidad y confort: beneficios de la suspensión neumática frente a la helicoidal

La suspensión neumática antes estaba reservada a los vehículos de alta gama, pero en los últimos años se ha ido incorporando como primer equipo a vehículos de gama media, explica Arnott.

La suspensión neumática también contribuye a reducir el consumo de combustible
La suspensión neumática también contribuye a reducir el consumo de combustible

La creciente demanda de seguridad, estabilidad y comodidad de conducción por parte de los clientes está impulsando que la suspensión neumática gane terreno a la helicoidal. Al principio, la suspensión neumática se ofrecía solo para modelos de gama alta, pero en los últimos años se ha abierto camino hasta los de gama media y, actualmente, cerca del 5% de los turismos nuevos montan suspensión neumática en primer equipo, si bien este número crece día a día.

Para comprender por qué la suspensión neumática puede ofrecer la mejor combinación de seguridad, estabilidad y comodidad de conducción, Arnott, Air Suspension Products, explica cómo la tasa de resorte influye en el comportamiento del automóvil. La tasa de resorte es la fuerza que se necesita para comprimir un resorte. La relación entre la tasa de resorte y el peso del vehículo define la puesta a punto del vehículo; por ejemplo, hacia la comodidad o el rendimiento. En general, una suspensión firme brinda más estabilidad, pero se siente bastante dura e incómoda, mientras que una suspensión más suave brinda más comodidad, pero la estabilidad del automóvil se reduce. Los resortes helicoidales convencionales siempre tienen que comprometerse entre estos dos extremos.

La relación entre el peso del vehículo y la tasa de resorte cambia cuando aumenta el peso. Así, un automóvil lleno de pasajeros y equipaje aumentará el peso del vehículo. En este caso, es necesaria una adaptación en la tasa de resorte para mantener las oscilaciones de la carrocería del vehículo en movimiento al mismo ritmo. Cuando esto sucede con éxito, se establece una experiencia de conducción independiente de la carga. En un vehículo con suspensión neumática, la adaptación en la tasa de resorte es proporcionada por el comportamiento progresivo de la balona y cambiando la presión de aire dentro de la misma. Los muelles no tienen la misma flexibilidad que una balona y, por lo tanto, se afectaría la comodidad o la estabilidad.

Con una suspensión de muelles convencionales, el chasis se acerca al suelo en una condición de carga pesada. Esto acorta la carrera del amortiguador y es más probable que el automóvil "toque fondo" en carreteras irregulares o superficies irregulares (por ejemplo, baches). Además, la alineación de las ruedas se ve afectada, lo que tiene un efecto negativo en el desgaste de los neumáticos, el agarre de la carretera y el vehículo podría reaccionar mal en carreteras con baches (donde la superficie de la carretera está desgastada o dañada).

Un sistema de suspensión neumática está equipado con sensores de altura en los ejes que mantienen el vehículo nivelado y, además, realizan otras funciones. Estos sensores de nivel capturan el cambio no deseado en la superficie de la carretera y el sistema aumenta automáticamente la presión de aire en la balona para devolver el vehículo a su nivel original. El vehículo ya no tocará fondo y el desgaste de los neumáticos y la adherencia a la carretera serán más consistentes.

Los sistemas de suspensión neumática también pueden contribuir a reducir el consumo de combustible. A velocidades de autopista, la presión de aire dentro de la balona se reduce, bajando la carrocería del vehículo y, por tanto, disminuyendo el coeficiente de arrastre del vehículo y ahorrando combustible. Un beneficio inherente de la suspensión neumática es que aísla a los pasajeros de la dureza del camino, lo que se traduce en un viaje suave y cómodo. La mayoría de los propietarios de automóviles describen esto como la mayor ventaja de conducir un vehículo con suspensión neumática.

Lo más / Electromecánica

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña