Electromecánica | Juntas del motor: tipologías, características y funciones

Ajusa explica qué son las juntas, los tipos que existen y cuáles son sus usos como pieza que asegura la hermeticidad del motor.

Junta de culata multilámina,
Junta de culata multilámina, una de las más importantes del motor

En el motor del vehículo existen varios tipos de juntas, cada una con aplicaciones diversas, aunque la principal función de estas piezas es garantizar la hermeticidad del motor y evitar fugas de líquidos o gases de combustión. Ajusa ha elaborado una guía en la que explica qué son las juntas, las diversas funciones de estos componentes y los tipos que pueden encontrarse en un motor. Asimismo, recuerda a los profesionales del taller que, al desmontar las partes fijas de un motor, las juntas que queden al aire deben reemplazarse.

Los motores del vehículo pueden contener diferentes tipos de juntas, como la junta en la culata, de cárter, de las tapas de válvulas o la junta de balancines, entre otras. En el caso de la junta de estanqueidad, esta es una pieza que se encuentra entre dos partes del motor para garantizar un correcto ajuste y evitar la pérdida o entrada de fluidos, como aceite, agua, combustible o refrigerante.

Funciones de las juntas

Ajusa insiste en que la función de las juntas es asegurar que el motor es hermético y no se producen fugas. Incorporar la junta de estanqueidad es esencial, ya que gracias a su material de fibra o elastómero, se adapta a las irregularidades de las superficies.

Además, la junta de culata multilámina, se trata de una de las más importantes porque une las principales partes del motor, que son el bloque y la culata. Estas piezas deben enfrentarse a temperaturas de combustión superiores a los 1.100 grados centígrados y presiones por encima de los 250 bares; y por ello están fabricadas con diversos materiales como el caucho, la silicona, el metal, el corcho, la fibra o polímeros.

Ajusa señala las partes más importantes de un motor
Ajusa señala las partes más importantes de un motor

Tipos de juntas de culata

El motor se divide en tres partes fijas, la culata, el bloque y el cártel, empleando cada una de estas secciones un tipo de juntas o sellantes diferentes. Pero además, destacan otros importantes puntos de unión como la bomba de agua, el filtro de aceite, los colectores de admisión y escape o la válvula EGR, entre otras.

Cuándo cambiar una junta

La junta debe cambiarse para garantizar el buen funcionamiento del componente y evitar problemas de estanqueidad. Asimismo, Ajusa insiste de nuevo en que siempre que se desmonte una de las partes fijas del motor, es necesario sustituir las culatas que quedan al descubierto. Además, este reemplazo conlleva también el cambio de los tornillos, que acaban deformándose con el apriete angular.

Lo más / Electromecánica

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña