Electromecánica | Consecuencias de un fallo en los rodamientos de rueda

Se trata de un componente de seguridad que proporciona información a los sistemas ABS, ESP, el GPS y freno de aparcamiento eléctrico.

Los rodamientos de rueda son elementos de seguridad
Los rodamientos de rueda son elementos de seguridad

En la actualidad, la mayoría de los vehículos están equipados con rodamientos de rueda que proporcionan información para sistemas como el ABS, el ESP, el GPS o el freno de aparcamiento eléctrico. De este modo, se trata de un componente de seguridad y como tal hay que entenderlo, según aseguran las empresas especializadas NTN-SNR, SKF y Shaeffler, miembros de la iniciativa ‘Elige calidad, elige confianza’ y que recuerdan su importancia de cara a los desplazamientos de Semana Santa.

La elección de un rodamiento con sensores integrados de baja calidad puede ocasionar:

- Fallos en la señal ABS, proporcionando informaciones erróneas.

- Una activación repentina del ABS, que puede perturbar el comportamiento del sistema de frenado.

- Una incorrecta interpretación de las velocidades de cada una de las ruedas por el ordenador.

En el caso de que el rodamiento esté en mal estado, las consecuencias pueden ser daños en el sistema de frenado y temblores en el tren de rodaje, que se perciben como como vibraciones y que, en el caso más grave, puede provocar la salida del vehículo de la vía.

Señales de fallo en los rodamientos

La principal señal de un fallo en el rodamiento de rueda es un ligero ruido. En casos extremos, el conductor oirá traqueteos, golpes y chirridos durante la circulación. Las principales causas que provocan estas averías suelen ser golpes en la rueda al aparcar o al tomar un bache, una carga excesiva en el vehículo, contaminación por rotura del retén de rodamiento y entrada de suciedad, así como que el vehículo se mueva por ambientes salinos.

En cuanto a su buen funcionamiento, depende varios factores: calidad del rodamiento, montaje (siempre deben respetarse las recomendaciones del fabricante) y calidad de los componentes. Así, las empresas asociadas a Elige calidad, elige confianza recuerdan que la mala calidad del material, del tratamiento térmico o del revestimiento pueden poner en peligro la seguridad de conductor y pasajeros.

¿Conoces esta parte del vehículo?

El rodamiento de rueda de un coche es una pieza fundamental cuya función principal es permitir que las ruedas puedan girar. En los últimos años, esta pieza ha evolucionado en tamaño pero, sobre todo, en prestaciones. 

En la actualidad, la mayoría de los vehículos están equipados con rodamientos de rueda que proporcionan información para sistemas como el ABS, el ESP, el GPS o el freno de aparcamiento eléctrico. En este sentido, se trata de un componente de seguridad

En este artículo te explicamos todo lo que necesitas saber sobre los rodamientos de rueda y cuáles son los fallos más frecuentes que pueden presentar.

¿Qué son los rodamientos de rueda?

Los rodamientos son elementos cuyo objetivo principal es transferir movimiento, pero también son capaces de absorber cargas y transmitir fuerza. Se emplean en todo tipo de maquinaria, ya que gracias a su giro, cumplen una función muy importante: reducir la fricción entre un eje y los diferentes elementos móviles de un sistema para facilitar el movimiento. 

Un rodamiento de rueda es una pieza esencial de la rueda que conecta ésta con el eje. Es un conjunto de bolas de acero (cojinetes) o rodillos (rodamientos cónicos) que se mantienen unidos mediante un aro metálico. El rodamiento hace que la rueda gire suavemente con un mínimo de fricción. 

Está diseñado para sostener las cargas radiales y axiales causadas por la fuerza de gravedad, aceleración, frenado y giros y por eso es necesario cambiarlos cuando dejan de funcionar correctamente.

Signos de fallo de los Rodamientos de rueda y consecuencias

¿Cómo identificar que los rodamientos están en mal estado? Entre los síntomas que pueden aparecer cuando unos rodamientos de rueda están en mal estado se encuentran los siguientes:

  • Ruido:
    • Un ruido parecido a un zumbido, traqueteo o gruñido que aumenta con la aceleración (a partir de 50-60 km/h) o cuando el vehículo gira. 
    • Un fuerte y constante chirrido cuando el vehículo está en movimiento.
    • Ruidos de golpes cuando se conduce por carreteras con superficies desiguales.
  • Holgura: juego excesivo de la rueda (dirección vaga).
  • Vibración en el volante que cambia con la velocidad del vehículo o cuando el vehículo gira.
  • Mal funcionamiento del ABS. Los problemas en el sistema ABS pueden estar relacionados con un fallo del sensor ABS que está integrado en el extremo del cojinete de rueda.

En el caso de que el rodamiento esté en mal estado, las consecuencias pueden ser daños en el sistema de frenado y temblores en el tren de rodaje, que se perciben como como vibraciones y que, en casos más graves, puede provocar la salida del vehículo de la vía.

5 Fallos más comunes en los rodamientos

Las principales razones por las que falla un rodamiento de rueda son:

Instalación defectuosa

La utilización de herramientas inadecuadas pueden provocar daños en el exterior o el interior del extremo del rodamiento de rueda. Además, recurrir a accesorios seminuevos o usados (tuercas, aros, clavijas) en lugar de nuevos, puede hacer que el rodamiento trabaje en condiciones anormales o inseguras, incrementando su desgaste y el riesgo de sufrir un accidente.

Daños por impactos

Los impactos que se producen cuando conducimos en determinadas circunstancias como: atravesando baches, a alta velocidad, por encima de badenes o al golpear el bordillo de la acera pueden provocar daños en un rodamiento de rueda y reducir su vida útil.

Rodamiento de rueda de baja calidad

Un rodamiento de rueda trabaja siempre bajo constante presión. Por ello, es muy importante saber elegir un rodamiento de calidad y que sea adecuado para tu vehículo. Los rodamientos de rueda fabricados con materiales de baja calidad pueden tener como resultado un desgaste y un fallo prematuro.

Condiciones de la conducción 

Conducir por carreteras donde hay barro o gran cantidad de agua puede provocar que los rodamientos de rueda terminen rotos. El agua, el barro y otros contaminantes, como el polvo o la sal de la carretera, podrían atravesar los sellos e introducirse en el cojinete, contaminando la grasa y desgastando los cojinetes.

Modificaciones del automóvil

La instalación de elementos como llantas más grandes o anchas, neumáticos con bandas de rodadura más delgadas o amortiguadores y muelles de suspensión más rígidos pueden provocar que los rodamientos de rueda reciban cargas más elevadas y, por tanto, acelerar el desgaste. 

Usar únicamente las llantas, neumáticos, amortiguadores y muelles que especifica el fabricante de un coche garantiza la vida útil de los rodamientos de rueda. 

Esperamos que este artículo haya sido de utilidad y recuerda que en INFOTALLER estamos encantados de poder ayudarte a conocer todos los elementos de tu coche.

Lo más / Electromecánica

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña