Electromecánica | Aceites de extrema presión para el árbol de levas: mayor vida útil y lubricación óptima

Ajusa recuerda que el empleo de estas soluciones evita el desgaste prematuro del sistema de distribución.

11111
Ajusa incluye un aceite de extrema presión, Camoil, en todos sus árboles de levas

La lubricación del árbol de levas debe realizarse con un aceite de extrema presión para evitar averías y un desgaste prematuro en el sistema de distribución, y es que cuando el árbol de levas sufre una rotura, el elemento debe reemplazarse por completo, lo que supone una avería bastante costosa.

En este sentido, Ajusa incluye un aceite de extrema presión, Camoil, en todos sus árboles de levas, una solución formulada con una nueva generación de activos desarrollados con una tecnología avanzada que otorga unas prestaciones superiores a los convencionales.

El aceite de extrema presión Camoil se puede emplear en todo tipo de engranajes bajo cárter y sistemas que requieren añadir lubricantes de extrema presión, tales como los engranajes cilíndricos, cónicos, helicoidales, hipoides industriales o engranajes de tornillo sin-fin. También es válido para cojinetes o elementos de transmisiones, como puedan ser reductores, variadores, cajas de engranajes, etc., sometidos a fuertes cargas de trabajo. Asimismo, este tipo de soluciones se emplean en sistemas de engranajes en los que se quiere reducir la temperatura del aceite en régimen de operación normal.

Propiedades del aceite de extrema presión

Este tipo de lubricantes forman parte de la "tercera generación", ya que no se comportan como el film hidrodinámico de reacción química de los de primera generación, ni como los de capa de relleno de irregularidades microsuperficiales de segunda generación antidesgaste. Este tipo de aceites agrega una aditivación de tecnología que actúa sobre las primeras capas moleculares de la superficie metálica llevando a cabo una deformación plástica superficial.

Ante este ablandamiento, se disminuye la fricción metal-metal al reducir el rozamiento entre las superficies. Esto genera una bajada de temperatura del aceite y una mayor duración de su vida útil, una disminución del ruido mecánico, un aumento de la capacidad antidesgaste, una mejoría de la estabilidad térmica, una gran protección anticorrosiva y óptima protección anticorrosiva, tanto al acero como al bronce.

Además, es compatible con otros aceites de base mineral, por lo que no habrá que realizar limpiezas en los cárteres para cambiar esta solución que no contiene cloro. También disminuye las asperezas y reduce el pitting de los dentados de los engranajes.

Lo más / Electromecánica

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña