Concesionarios | Qué cambios traerá el nuevo protocolo de control de emisiones WLTP

En España, el Ministerio de Industria estudia la posibilidad de conceder una moratoria de un año en su aplicación.

El 1 de septiembre entrará en vigor en Europa el WLTP para medir el consumo y las emisiones de CO2
El 1 de septiembre entrará en vigor en Europa el WLTP para medir el consumo y las emisiones de CO2

El próximo 1 de septiembre entrará en vigor en Europa el Procedimiento Mundial Armonizado para Ensayos de Vehículos Ligeros (WLTP) como método para medir el consumo y las emisiones de dióxido de carbono (CO2) de los vehículos, teniendo en cuenta datos de conducción reales y sustituyendo el NEDC, diseñado en los años ochenta y vigente desde 1992.

Con el WLTP se miden cuatro intervalos de velocidades: hasta 60 km/h, 80 km/h, 100 km/h y por encima de 130 km/h. Además, el vehículo frena y acelera repetidamente durante dichas fases, la velocidad media pasa de 33 a 47 km/h y se ha especificado una temperatura de 23 ºC, frente a los 20-30 grados estipulados en el NEDC.

El ciclo de conducción WLTP completo dura alrededor de 30 minutos, diez más que el anterior, y la distancia recorrida en el ensayo pasa de 11 a 23 km. Asimismo, se tienen en cuenta otros aspectos que influyen en el peso del vehículo, la aerodinámica y el consumo de energía.

Aunque en España, el Ministerio de Industria estudia la posibilidad de conceder una moratoria de un año en su aplicación, entre el 1 de septiembre y el 31 de diciembre se utilizarán unos valores correlados de las emisiones, más similares al ciclo anterior.

La diferencia del NEDC respecto a estos valores correlados es del 5%, por lo que, de no contar con ellos, la diferencia podría elevarse hasta el 20%. No obstante, hasta el 31 de diciembre, las marcas podrán seguir vendiendo el denominado ‘fin de serie’ de algunos modelos que no estén homologados con el WLTP.

Por otro lado, la entrada en vigor del WLTP ha hecho que las marcas hayan puesto en marcha políticas comerciales beneficiosas para los consumidores con el objetivo de acabar con sus stocks. Así, las ventas de turismos y todoterrenos crecieron en julio el 19,3% en comparación con el mismo mes del año pasado y las matriculaciones tácticas subieron el 2,37%.

Sin embargo, los fabricantes están preocupados por las consecuencias que pueda acarrear el nuevo ciclo de ensayo, que hace que los niveles de emisiones dióxido de carbono de los automóviles sean más elevados en las pruebas de laboratorio en comparación con el test anterior.

Por ello, muchos de los automóviles exentos en la actualidad del impuesto de matriculación en España serán penalizados con este gravamen. Los tramos son de 0% para vehículos con emisiones menores o iguales a 120 g/km de CO2; 4,75% con emisiones entre 120 y 160 g/km de CO2; 9,75% con emisiones entre 160 y 200 g/km CO2, y 14,75% con emisiones mayores o iguales a 200 g/km CO2.

Por este motivo, ACEA ha recomendado a los gobiernos nacionales que se aseguren de que la nueva prueba de emisiones no suponga un aumento de los impuestos para los usuarios.

Asimismo, según la consultora Jato Dynamics, la aplicación del WLTP podría generar sanciones financieras para los estados miembro de la UE por el control más estricto sobre las emisiones y porque muchos vehículos nuevos no superarán el protocolo, según publica Car and Driver.

Además, los fabricantes tendrán que realizar un esfuerzo extra para no verse penalizados. De acuerdo con datos de la mencionada consultora las firmas de automóviles se podrían enfrentar a una media de 95 euros de multa por gramo de CO2 que supere los niveles establecidos.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña