Concesionarios | Las ventas de automóviles en Europa crecerán el 10% en 2020, hasta 13,1 millones de unidades

El progreso se verá en la segunda mitad del año, a medida que avancen los programas de vacunación, si bien será vital que constructores de automóviles y políticos trabajen codo con codo para fortalecer la competitividad europea en un escenario global.

Sigue creciendo la cifra de negocio en ventas de vehículos y reparación, pero más lentamente
El mercado empezará a recuperarse en la segunda mitad del año, a medida que avance la vacunación

La Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (Acea) prevé que las ventas de automóviles en Europa subirán el 10% este año, respecto a 2020, hasta alcanzar los 13,1 millones de unidades, tras haber sufrido el ejercicio pasado una caída del 24,6% (11,96 millones de automóviles) a causa de la pandemia.

Aunque los efectos de la Covid persistirán durante el primer trimestre de 2021, el mercado de automóviles empezará a recuperarse en la segunda mitad del año, a medida que avanzan los programas de vacunación.

Oliver Zipse, nuevo presidente de Acea y Ceo de BMW, ha asegurado que “es crucial que trabajemos de la mano con los responsables políticos de la Unión Europea para fortalecer la competitividad de la industria automovilística europea en el escenario global”. Zipse ha explicado que, gracias al modelo de negocio global y la demanda internacional de vehículos fabricados en la UE, las instalaciones de producción en Europa pudieron beneficiarse de la suave recuperación de los mercados a final de año, principalmente en Asia. Sin embargo, vaticina, “la recuperación económica sostenible de la Unión Europea y la demanda local es vital para regresar a la fortaleza anterior a la crisis”.

Por otra parte, la cuota de mercado de coches eléctricos en Europa creció muy fuerte en 2020, hasta alcanzar el 10,5%, frente al 3% de 2019, según cifras provisionales de 2020. Este elevado incremento se debió al aumento de las inversiones de la industria y las medidas de apoyo nacionales para estimular la demanda durante la crisis. En este sentido, el presidente de Acea remarca que con el apoyo político adecuado y el incremento de la infraestructura de carga, esta tendencia positiva puede continuar. “A pesar de las presiones económicas causadas por la pandemia, nuestra industria sigue plenamente comprometida con su transformación en curso hacia la neutralidad de carbono”, ha señalado.

Descarbonización y digitalización están cambiando las tecnologías que se utilizan en los vehículos, por lo que Acea pide una estrategia europea realista sobre el acceso a los suministros y materias primas que son necesarios para los vehículos de última generación. De hecho, la reciente escasez de microchips ilustra lo disruptiva que puede ser una interrupción repentina de suministros cruciales para la industria, con sus complejas cadenas de suministro y un modelo de negocio justo a tiempo que ya está bajo presión debido al Brexit.

Para concluir, Zipse ha explicado que los constructores europeos de automóviles trabajan por recuperarse y afrontar los desafíos futuros, “porque una industria automovilística fuerte en la UE, tanto a nivel nacional como mundial, no solo contribuirá a fortalecer la economía europea, sino también a alcanzar sus ambiciones climáticas”.

Lo más

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña