Reparación | El "vehículo extendido" haría perder 65.000 millones de euros a consumidores y posventa independiente en 2030

El modelo de vehículo de los fabricantes tiende a restringir la actividad del sector independiente.

Taller mecánico
Los fabricantes de vehículos buscan integrarse aún más en el mercado de posventa

El "vehículo extendido" promovido por los fabricantes de vehículos causaría pérdidas a los consumidores y al sector de la posventa independiente que alcanzarían 65.000 millones de euros en 2030. Es la conclusión más llamativa del nuevo estudio "La transformación digital de automoción y los impactos económicos de los modelos de acceso a datos existentes", publicado por la Federación Internacional del Automóvil (FIA).

Dicho estudio, acogido "con satisfacción" por Ancera y su homóloga europea Figiefa, evalúa las consecuencias económicas a largo plazo de los modelos actuales de acceso a datos cerrados, promovidos por los fabricantes de vehículos. En particular, destaca que los impactos negativos de dichos modelos en los proveedores independientes permitirán que los fabricantes de vehículos se integren aún más en este mercado de posventa y, a su vez, les ofrezcan un mayor control sobre las relaciones con los consumidores finales.

En última instancia, esto tendría el efecto negativo de reducir la elección del consumidor, la competencia y los beneficios sociales de un sector de automoción próspero. El estudio prevé que los costes aumentarían gradualmente y, para el año 2030, darían como resultado pérdidas por valor de 33.000 millone  de euros para los operadores independientes de posventa europeos y, adicionalmente, de 32.000 millones para los  automovilistas.

Por otro lado, el estudio también muestra que varios fabricantes de vehículos están desarrollando una plataforma telemática abierta patentada, accesible solo para terceros elegidos.

El acceso a datos, la clave

Los modelos patentados de acceso a datos, donde los fabricantes de vehículos tienen acceso privilegiado a los vehículos y los terceros sólo pueden acceder a los datos del vehículo a través de un servidor externo  propiedad de los fabricantes, han suscitado inquietudes entre los consumidores, las empresas independientes y la Comisión Europea en los últimos años. 

En este sentido, Sylvia Gotzen, CEO de Figiefa, denuncia que "dañar a pymes y consumidores en tal medida no es aceptable y requerirá de todas las medidas legislativas posibles para garantizar un acceso seguro, directo, en tiempo real y bidireccional a los datos, las funciones y los usuarios del vehículo". También reclamó "garantizar los beneficios para los consumidores, así como la competencia y la innovación en los servicios digitales en torno al automóvil".

Por su parte, Miguel Ángel Cuerno, presidente de Ancera, asegura: "Las consecuencias de perder respecto al vehículo y el conductor el acceso en tiempo real a sus datos, sus recursos y sus funciones, por un lado, y la comunicación bidireccional, por el otro, distorsionaría la competencia en un grado máximo a favor de los fabricantes del vehículo. Esto se traduciría en una falta de capacidad para ejercer la actividad de más de 50.000 empresas en España y, como consecuencia, en una pérdida de la capacidad de elección del consumidor, que accedería a una menor oferta, con consecuencias económicas alarmantes para el sector independiente y para el consumidor.

Este nuevo estudio publicado por la Región I de la FIA complementa el "Análisis general sobre telemática de terceros de OEM", publicado en noviembre de 2018 por AFCAR, Alianza para la Libertad de Reparación de Automóviles en Europa. Con ejemplos concretos, señala numerosas limitaciones técnicas y comerciales inducidas por el modelo de "vehículo extendido". 

Cursos de Academia Infotaller

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña