Chapa y pintura | Cómo evitar la 'piel de naranja' en el automóvil

Este antiestético efecto se debe, entre otras causas, a una distancia o presión de aplicación de pintura incorrectas.

La capa de pintura influye de manera importante sobre la capa final de barniz
Es conveniente dejar tiempo suficiente de evaporación entre cada mano

Al igual que la piel humana, las carrocerías de los coches también sufren el antiestético 'efecto piel de naranja'. Esta mala textura de la superficie de la pintura responde a un patrón de aplicación deficiente, que puede deberse a varias causas.

En primer lugar, una presión de aplicación demasiado baja que provoca una atomización deficiente. Colocar la pistola demasiado lejos del objeto, una película de pintura demasiado fina, una viscosidad demasiado alta, un endurecedor y/o diluyente demasiado corto para las condiciones o el tamaño del objeto, una boquill  demasiado pequeña o un excesivo tiempo de evaporación entre las manos de pintura pueden provocar el efecto piel de naranja.

Para evitarlo, Glasurit recomienda comprobar que la presión de aplicación es la recomendada, mantener la pistola a la distancia adecuada respecto al objeto, aplicar siempre las manos en húmedo y dejar tiempo suficiente de evaporación entre cada mano. 

Asimismo, es aconsejable ajustar la viscosidad de la pintura a los valores recomendados, elegir el endurecedor y el diluyente correctos y consultar la hoja de datos técnicos para elegir la boquilla adecuada.

Para reparar la piel de naranja, si el problema es leve, basta con lijar el área con un papel como el Glasurit P1200, pulir después con Glasurit 562-1602 Compuesto de pulido fino y dar el acabado con cualquier pulimento estándar de alto brillo. En caso de problemas más graves, será necesario lijar la superficie por completo y pintarla de nuevo.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña