Chapa y pintura | Audi ofrece una innovadora tecnología de personalización para la carrocería de sus coches

Un haz de materia abrasivo graba de forma precisa letras y gráficos en las superficies pintadas.

La técnica de Audi proporciona mayor resistencia y calidad que los vinilos o adhesivos convencionales
La técnica de Audi proporciona mayor resistencia y calidad que los vinilos o adhesivos convencionales

Los clientes de Audi podrán personalizar sus coches todavía más en el futuro. El fabricante alemán ofrece por primera vez en la edición especial #2 del Audi Q2 un innovador proceso de personalización de la carrocería mediante la aplicación de símbolos o motivos decorativos.

Esta innovadora tecnología permite grabar de forma precisa letras y gráficos en superficies pintadas. Ofrece mayor resistencia a la intemperie y superior calidad respecto a los vinilos o adhesivos convencionales.

Los clientes de Audi en Alemania ya pueden solicitar esta edición especial, que se ofrecerá de forma progresiva en otros mercados. Existe una gran variedad de motivos gráficos para elegir.

Un haz de material abrasivo realiza una fina incisión en la capa superficial de la pintura, creando una imagen mate. De esta manera se puede grabar cualquier patrón sobre el metal con total precisión y una gran resistencia a la abrasión. 

En el primer paso de este proceso patentado por Audi, se coloca una plantilla realizada con una fina película plástica directamente sobre el componente ya pintado. Un sistema especialmente desarrollado rocía el componente al vacío, de forma similar al proceso de limpieza de piezas mediante chorro de arena, con un fino polvo de partículas de vidrio.

Esto permite eliminar unas milésimas de milímetro de la capa superior de laca de la pintura, suavizándola ligeramente. La diferencia que se crea en la estructura de la superficie permite que el motivo destaque claramente tras retirar la plantilla.

Cada superficie pintada del vehículo, exterior o interior, puede personalizarse de esta manera. Mediante la personalización con esta técnica, cada micrómetro cuenta: la fuerza de rociado no puede ser demasiado alta, para no dañar la capa subyacente de pintura. "Con este proceso, nos desmarcamos de nuestros competidores", asegura Erhard Brandl, responsable del Departamento de Desarrollo de Tecnología de Pintura.

Los empleados que utilizan el equipamiento necesario para aplicar este proceso no tienen que adaptarse a los tiempos marcados por la línea de ensamblaje, sino que pueden trabajar de forma flexible. El proceso también se ha desarrollado desde un punto de vista ecológico: gracias a la ingeniosa técnica de vacío, la fina materia abrasiva utilizada es absorbida y reutilizada de inmediato.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña