Chapa y pintura | Pasos para pintar con vinilo líquido

El pintado con vinilo líquido exige también una preparación previa y una aplicación adecuada.

Pintado con vinilo líquido
Pintado con vinilo líquido

Popularizado por la decoración de interiores, el vinilo -un material plástico adhesivo fabricado con resina plastificada de PVC y carbono- dio hace unos años el salto al mundo del automóvil. A día de hoy, el vinilo también se suministra en formato de pintura líquida, usada en la personalización de vehículos o la decoración con fines comerciales. Y al igual que cualquier otro proceso de pintura, el pintado con vinilo líquido exige una preparación previa y una aplicación del producto adecuada, según los consejos del blog Ruta 401 de Loctite Teroson.

  • Lijado. No es necesario lijar la superficie antes de pintar, aunque si es recomendable, a no ser que se piense retirar el vinilo en algún momento para recuperar la pintura de origen.

  • Medidas de protección. De cara a preservar la seguridad al manejar el producto, es indispensable emplear guantes desechables de nitrilo, máscara con filtros químicos A1 (banda marrón) y gafas de seguridad.

  • Reparar daños. Antes de aplicar el vinilo, se deben identificar y, en su caso, reparar los daños presentes en la superficie a pintar. Para ello, aplicar masilla en las zonas reparadas y, una vez seca, lijar los parches de masilla para que queden integrados en el resto de la pieza. Enmascarar el vehículo, aparejar todos los daños reparados y cuando el aparejo esté seco, lijarlo.

  • Preparación. Tras reparar los daños, lo primero es soplar y limpiar con agua y jabón la superficie que se vaya a pintar. A continuación, enmascarar las piezas o accesorios que no se deben pintar.

  • Mezclar. Si se ha escogido pintura en bote para aplicarla a pistola, hay que efectuar la mezcla con su correspondiente diluyente (en proporción 1:1 habitualmente) y, a continuación, introducir la pintura en la copa de pistola colándola a través de un filtro de papel. Cuando se emplea vinilo líquido en aerosol, se debe agitar el bote con energía durante 2 minutos para que todos los compuestos de la pintura se mezclen correctamente.
  • Desengrasar los elementos o accesorios que se vayan a pintar. Para ello, hay que utilizar un limpiador eficaz, como por ejemplo el Teroson VR 20.

  • Eliminar el polvo. Es aconsejable pasar una gamuza atrapapolvo por toda la superficie para que se adhieran a ella las motas de polvo depositadas en la superficie.

  • Aplicar la pintura. Se darán varias manos vigilando que se consiga una deposición de la pintura uniforme, que evite la formación de grumos o irregularidades. Normalmente, el fabricante recomienda entre cuatro y ocho manos finas para generar una capa de vinilo seco lo suficientemente gruesa como para poderla retirar fácilmente en el futuro. Entre mano y mano hay que respetar el tiempo de evaporación de la capa aplicada: entre 5 y 10 minutos aproximadamente.

  • Barnizar. Opcionalmente, se puede aplicar barniz sobre el vinilo para obtener un acabado con brillo o satinado. Además, la capa de barniz aporta más protección frente a los roces y las condiciones climáticas. Eso sí, cuando se quiera retirar el vinilo el proceso será más costoso. Esta capa se debe aplicar cuando el vinilo esté seco; si se hace antes, el diluyente puede atacar la capa de vinilo.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña