La Revolución del Color

| Soluciones a las siliconas en el taller | -

Las silicionas y cráteres son defectos de pintado habituales
Las silicionas y cráteres son defectos de pintado habituales

La aparición de siliconas o cráteres tras es el proceso de repintado de un automóvil es uno de los defectos más temidos por el pintor profesional. Por esta razón, desde SINNEK ACADEMY hemos recopilado en un nuevo post las principales causas que provocan la aparición de siliconas en el taller de chapa y pintura, y cómo evitar su aparición.

Las siliconas en pintura es un defecto que se presenta sobre todo en la capa final de acabado, en forma de pequeñas cavidades circulares. El tamaño de estos pequeños cráteres puede variar, dependiendo de su localización en las diferentes capas de pintura.

La principal razón que provoca la aparición de siliconas será la presencia de contaminantes en la pintura, como pueden ser grasas o aceites. Residuos y suciedad en trapos, pistolas de aplicación, línea de aire comprimido u otras herramientas de trabajo aumentarán las posibilidades de que aparezca este defecto.

Por ejemplo, no realizar una limpieza en profundidad de la pieza a reparar puede provocar que restos de suciedad sigan presentes sobre la superficie durante el proceso de aplicación. Para evitarlo, es recomendable el uso de trapos o bayetas limpias y en buen estado, además de utilizar desengrasantes adecuados que faciliten la eliminación de pulimentos siliconados.

Como hemos apuntado, restos de detergentes o grasas en los equipos de aplicación, provocados por una incorrecta limpieza, es una causa común de este defecto. Este problema es extensible también a la línea de aire comprimido, cuyos conductos pueden presentar contaminantes y suciedad por falta de un correcto mantenimiento y supervisión. Es muy importante que todos los elementos que intervienen durante el proceso de aplicación estén completamente descontaminados de cualquier tipo de sustancia.

Otra causa común y que reviste un mayor grado de complejidad a la hora de detectarlo, tiene que ver con la falta de mantenimiento de la cabina de pintado. Un mal estado de los filtros o fugas de la cámara de combustión pueden provocar la presencia de siliconas en la superficie de la pieza. Para evitarlo, debemos controlar el estado y funcionamiento de la cabina en todo momento, renovando los filtros o cualquier otro componente que sea necesario.

Para solucionar la aparición de siliconas en pintura, en primer lugar examinaremos la superficie en profundidad tras la aplicación del acabado para conocer el alcance real del defecto.

Si las siliconas no presentan un tamaño muy grande, procederíamos a pulir la pieza con un papel abrasivo P1500, para después emplear un P3000. Por último, pulimos y abrillantamos.

Sin embargo, si las siliconas son numerosas y de mayor tamaño, tendremos que realizar una reparación desde cero, lijando, aparejando y aplicando la pintura de acabado sobre la superficie. Si fuese necesario, podemos valorar también el uso de disolventes antisilicónicos durante los procesos de limpieza de la superficie, así como la utilización de aditivos especiales antisilicionas.

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña