Reparación | Detenidas 7 personas por manipular 65 cuentakilómetros

La estafa, con la que redujeron tres millones de kilómetros, ha afectado a 37 personas.

La Benemérita detectó la estafa en la venta de vehículos de segunda mano por internet. La Benemérita detectó la estafa en la venta de vehículos de segunda mano por internet.
La Benemérita detectó la estafa en la venta de vehículos de segunda mano por internet.

La Guardia Civil investiga a siete personas por una presunta manipulación del cuentakilómetros de un total de 65 vehículos en la isla de Mallorca.

Recientemente, la Benemérita detectó una posible estafa en la venta de vehículos de segunda mano por internet a precios más bajos que los de mercado.

Tras las primeras pesquisas, las fuerzas de seguridad confirmaron que se estaba alterando estos dispositivos para, así, hacer ver que los vehículos tenían menos kilómetros de los que en realidad poseían.

La Guardia Civil, en colaboración con el Departamento de ITV del Consell de Mallorca y la Jefatura Provincial de Tráfico de Illes Balears, ha localizado todos los coches afectados, cuyo total de kilómetros rebajados ascienden a tres millones.

Asimismo, han tomado declaración a víctimas y testigos, lo que ha permitido confirmar el delito de estafa continuada, así como la participación de varias empresas mallorquinas dedicadas al alquiler de coches, que, tras reducir el kilometraje, vendían los vehículos en el mercado de segunda mano.

La manipulación hacía que los cuentakilómetros marcaran, casi siempre, menos de 100.000 kilómetros, para hacerlos más atractivos al comprador y obtener mayores beneficios económicos.

La Guardia Civil, que ya ha contactado con 37 de los perjudicados, no descarta la localización de más vehículos manipulados, así como de más implicados en la estafa.

Por otro lado, la Policía Nacional ha detenido en Vigo a un vecino de nacionalidad alemana como presunto autor de un delito de estafa al manipular el cuentakilómetros de un vehículo y venderlo por encima de su valor real.

La víctima adquirió un Audi con 80.000 kilómetros por 30.000 euros pero el edómetro estaba alterado, tal y como confirmaron en un taller cuando el nuevo dueño del coche fue a pasar la revisión y descubrieron que, en realidad, tenía 170.000 kilómetros.

Aunque, en principio, el vendedor se comprometió a solucionarlo, después actuó con evasivas y no hizo nada. La policía acabó deteniendo al sospechoso, con antecedentes policiales, y fue puesto a disposición judicial.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña