Reparación | ZF aconseja ofrecer al cliente una revisión del vehículo en primavera

El motivo es que la época invernal somete a los componentes relacionados con la seguridad a importantes esfuerzos.

Revisión de ZF Aftermarket
Revisión de ZF Aftermarket

Los componentes relativos a la seguridad, como los amortiguadores, los frenos y otros componentes del chasis, son sometidos a importantes esfuerzos con las condiciones climatológicas invernales, y pueden convertirse rápidamente en un riesgo para la seguridad si no se realiza un adecuado mantenimiento de los mismos.

Por esta razón, desde ZF Aftermarket aconsejan a los profesionales del taller ofrecer a sus clientes la revisión de su vehículo en primavera. De acuerdo con la compañía, "los talleres independientes pueden ganarse la confianza de sus clientes,ofreciéndoles una revisión profesional y a tiempo".

De esta manera, los expertos de ZF Aftermarket recomiendan que los amortiguadores sean examinados para comprobar que estén en condiciones para la circulación a los 80.000 kilómetros por primera vez y, posteriormente, cada 20.000 kilómetros.

Además, en algunas zonas de nuestro país es necesario realizar un cambio de neumáticos de invierno a los de verano, lo que puede ser una buena ocasión para revisar los amortiguadores, según indica la firma.

Asimismo, a los clientes que quieran llegar al siguiente cambio de cubiertas sin tener que pasar más tiempo en el taller, ZF señala que los profesionales deben recomendar que las pastillas de freno tengan al menos un grosor superior a los 2 mm, dependiendo del kilometraje del vehículo, revisándolo a mitad de año.

En cuanto a los componentes del chasis y del sistema de dirección, como los brazos de suspensión, pueden desgastarse o ser dañados por la suciedad o por objetos extraños que hayan penetrado en el vehículo. Si no se sustituyen los componentes dañados puede afectar "gravemente" al comportamiento del vehículo y la seguridad de los ocupantes puede verse comprometida.

Finalmente, la compañía también considera importante revisar los fuelles y los guardapolvos de caucho, tanto de las rótulas de suspensión como las de dirección. Las salpicaduras de agua que puedan penetrar eliminan la grasa especial, lo cual puede provocar que se introduzca suciedad y se cree óxido en el interior de la rótula.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña