Reparación | La resignación de los talleres tras la borrasca Filomena: "Qué más nos puede pasar"

Los que han podido abrir sus puertas lo han hecho de forma "testimonial", sin recibir nuevos clientes y se han dedicado a informar a sus clientes de cuestiones relacionadas con los seguros, asistencia de baterías, limpiar accesos o realizar trabajos pendientes que no necesiten pedir recambios.

Montes Motor, taller mecánico en San Fernando de Henares, al amanecer y tras realizar la limpieza de nieve
Montes Motor, taller en San Fernando de Henares, al amanecer y tras realizar la limpieza de nieve

Resignación. Ese es el sentimiento mayoritario que han vivido en las últimas horas los talleres de la Comunidad de Madrid, donde la borrasca "Filomena" ha dificultado enormemente la circulación por la gran mayoría de carreteras de la región, impidiendo en muchos casos abrir sus puertas. Y los que lo han hecho, según fuentes de Asetra consultadas por Infotaller, lo han hecho de forma "testimonial", pues no han recibido clientes y apenas se han dedicado a coger el teléfono para informar a usuarios de cuestiones relacionadas con seguros.

"Qué más nos puede pasar", se preguntaban muchos propietarios de centros de reparación, dando por perdida prácticamente toda la semana y aceptando (qué otra posibilidad cabe) que apenas facturarán nada hasta la siguiente. Un duro golpe para iniciar un año que debería ser de recuperación no solo económica, sino de vuelta a la antigua normalidad. O, al menos, parte de ella. Una resignación ejemplificada en el hecho de que ni siquiera se ha producido una avalancha de consultas en Asetra, como sí ocurrió en los inicios de la pandemia del coronavirus. "Nos hemos dedicado a la resolución de las dudas más frecuentes tanto para su interés como empresa (aspectos laborales, seguros de instalaciones, etc.) como para que puedan informar convenientemente a sus clientes", aseguran desde la patronal madrileña.

"Los más afortunados, aquellos que tienen el negocio ubicado en calles o carreteras principales, han podido abrir, pero sin que apenas les lleguen clientes", explican desde Asetra, que no aciertan a cifrar cuántos pueden haber abierto sus puertas, pero "bastantes y más de los esperados". Incluso, algunos se han dedicado a una labor "casi social", al prestar ayuda desinteresada en lo que asistencia a baterías se refiere de vehículos que no podían arrancar. Un servicio, en todo caso, de proximidad, ante la imposibilidad de circular o hacer trayectos largos, por la acumulación de nieve que todavía tardará en retirarse o, lo que es peor, se convertirá en hielo por las bajas temperaturas.

Así, la posibilidad de abrir o no el taller depende casi exclusivamente de la ubicación y de si, por ejemplo, se encuentra cercano a un servicio esencial como pueda ser un hospital, centro de salud, bomberos, policía, etc. en cuyo caso los servicios de limpieza habrán limpiado los accesos. Carreteras y calles que, conforme pasen las horas, deberían estar en cada vez mejores condiciones como para retomar una cierta normalidad de circulación para mediador o finales de semana, pudiendo comenzar a recibir clientes y recambios, otro de los grandes problemas que se encontrará el sector estos días.

Para muestra, el mensaje de Grupo Vemare, uno de los principales distribuidores de recambios de la zona centro, que advertía vía redes sociales "aunque todas nuestras sucursales mañana lunes estarán abiertas, le informamos que el 11 y 12 de Enero nuestros servicios habituales pueden sufrir alteraciones, ya que las circunstancias climatológicas que tendremos los próximos días no serán favorables".

El comunicado de Grupo Vemare (Ad Parts) sobre su servicio tras "Filomena"
El comunicado de Grupo Vemare (Ad Parts) sobre su servicio tras "Filomena"

Lo más

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña