Reparación | ¿Qué reparaciones son siempre labor de un profesional?

Averías que el propietario del vehículo nunca debería intentar solucionar por sí mismo

Empresarios de reparación de A Coruña advierten del déficit de profesionales carroceros
Reparación de carrocería

El propietario de un vehículo averiado puede sentirse tentado a reparar por sí mismo su coche. La web norteamericana purosautos.com detalla las principales reparaciones que siempre deben realizar los profesionales.

Chapa y pintura: es una tarea ardua, difícil y cara para hacer de manera “casera”. Los talleres especializados ofrecen estos servicios con buena calidad y precio ajustado. Además, la manipulación de los productos químicos necesarios conlleva riesgos, tanto de incendio como para la salud.

Correcciones y ajustes de las unidades de control del motor: estas unidades controlan elementos tan importantes como el punto de ignición, el tiempo de apertura/cierre de las válvulas, el nivel de impulso mantenido por el turbocompresor y el control de otros periféricos, por lo que, por seguridad, deben ponerse en manos de expertos.

Reemplazo del parabrisas: si el conductor lo sustituye por sí mismo hay un alto riesgo de que no ajuste correctamente, con el consiguiente riesgo para la seguridad y el confort dentro del vehículo.

Manipulación del cableado eléctrico: conectar mal un cable puede generar importantes problemas en el vehículo, por lo que es preferible confiar en un profesional.

Correcciones del sistema de combustible: cualquier reemplazo necesario en la bomba de combustible, tanques, inyectores, rieles o líneas presurizadas debe ser realizada por un profesional.

Sistema de suspensión: afecta tanto al control del vehículo como a la comodidad de los pasajeros. Aunque el cambio de los resortes de la suspensión no parece complicada, entraña mayor dificultad de la que aparenta.

Soluciones de transmisión: su extracción sin romper ningún componente es complicada, y, en cuanto a las cajas de cambio automáticas, su peso dificulta su sustitución sin asistencia.

Sistema de aire: en caso de avería, puede enviar fragmentos de metal a distintos componentes, lo que significa que también deberían reemplazarse. Esto implica un conocimiento del sistema que solo poseen los profesionales.

Sistema de freno: la mayoría están divididos en dos circuitos, con dos ruedas en cada sistema. En caso de que un circuito falle, los frenos en el otro sistema seguirán funcionando. Cuando una pieza, como un cilindro maestro o una línea, se oxida, es mejor llevar el coche al taller para que el sistema se regule adecuadamente.

Sistema de airbag: es fundamental para la seguridad de los ocupantes del vehículo, por lo que su manipulación debe realizarla siempre un profesional.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña