Reparación | Checklist para pasar la ITV de un coche

AEMA-ITV es una asociación que engloba a la mayoría de ITVs de la Comunidad de Madrid
¿Qué miran realmente los técnicos de la ITV durante la inspección?

Pasar la ITV es un trámite tan odiado por la mayoría de los conductores como necesario para asegurarnos de que nuestro vehículo se encuentra en buen estado para circular. Se trata de una inspección técnica que hay que realizar periódicamente, dependiendo de la antigüedad que tenga el coche. 

Muchos se preguntan cuáles son los requisitos para pasar la ITV, qué miran durante la inspección, qué documentación hay que presentar, qué pasa si la ITV sale desfavorable… Son muchas las preguntas y a lo largo de este artículo vamos a intentar darles respuesta. 

Todo lo que tienes que saber para pasar la ITV

Cada cierto tiempo nos toca cumplir con uno de los trámites que deben hacer todos los propietarios de un vehículo a motor: pasar la ITV. No son pocos los que se preguntan qué se analiza en la ITV, los documentos que hay que llevar, consejos… Es decir, cómo pasar la inspección técnica del vehículo, especialmente si son novatos o se acaban de comprar un vehículo al que van a pasarle la primera ITV. 

Lo primero que debes tener en cuenta es la documentación. Si vas a pasar la ITV porque se acerca la fecha de vencimiento solo tendrás que presentar la ficha técnica del vehículo o tarjeta ITV, el permiso de circulación y el recibo del seguro del vehículo en vigor. Realmente este último documento no es estrictamente necesario, las estaciones lo pueden comprobar por su cuenta, pero nunca está de más llevarlo.

Además, si quieres factura o la pasas en Catalunya hay que llevar el DNI del conductor. Si se trata de la ITV obligatoria después de una reforma de importancia, por ejemplo, instalar una bola de remolque, debes aportar una documentación extra a los papeles para la inspección.

En cualquier caso siempre te recomendamos que pases por el taller y hagas un chequeo y las reparaciones que pueda precisar tu vehículo antes de ir a la ITV, así te ahorrarás disgustos.

Requisitos para pasar la ITV

¿Qué miran realmente los técnicos de la ITV durante la inspección? En primer lugar, para completar la identificación del vehículo comprobarán que el número de bastidor coincide con el de la documentación, si las matrículas se sujetan bien, no están dobladas y que los números no estén borrosos. 

En la carrocería también se mira que no haya corrosión u óxido y los paragolpes o parachoques estén bien sujetos, sin bordes o aristas cortantes.

Dentro del vehículo tampoco puede haber aristas o salientes. Se comprueba que los asientos están bien anclados y que los cinturones o el sistema de retención para niños se bloquean. También observan que las puertas cierren completamente, que las ventanillas suban y bajen sin problemas, que la bocina o claxon funcione, el bloqueo antirrobo del volante o que el velocímetro funcione bien.

Igualmente, comprueban que las escobillas de los limpiaparabrisas están bien y hay líquido suficiente, que los testigos de fallo de motor o airbag se apagan unos segundos después de encender el coche… Todos ellos son requisitos para pasar la ITV.

Otro aspecto importante del vehículo es el alumbrado. Los técnicos comprueban que los intermitentes, las luces de cruce, largas y posición funcionan sin problemas y están bien reguladas para no deslumbrar. Lo mismo en la parte posterior: se miran las de posición, marcha atrás, freno, intermitentes y matrícula trasera. También se mira que la lámpara no esté rota. 

Tampoco puede estar rota ni agrietada la luna del parabrisas, especialmente, la del conductor, y los retrovisores también estarán bien fijados y sin daños.

Por último, queda por analizar otra parte fundamental del vehículo: los neumáticos y los bajos. En cuanto a las cubiertas, se comprueba tanto la profundidad del dibujo como la medida o el código de velocidad e índice de carga. Luego, se inspecciona la potencia y equilibrio de frenos, así como las suspensiones. 

Ya en el foso, el inspector se asegura de que no hay fugas, chequea el depósito, el escape, el catalizador, las rótulas de dirección, los silent-blocks y los muelles. Finalmente, ya solo queda el análisis de gases. 

Resultados de la ITV

Si todo está correcto y la inspección del coche es satisfactoria, tendrás una ITV favorable y te darán la correspondiente pegatina. Lo mismo pasa si es favorable con defectos leves: te informarán para que los soluciones y poco más. 

En cambio, si es desfavorable, tendrás que llevar el coche al taller para solucionar las deficiencias y volver en un plazo de dos meses a la misma ITV para que certifiquen que has corregido esos fallos. Pero, atención, si la inspección resulta negativa, tendrás que llevar el vehículo hasta el taller en una grúa.

Consejos para pasar la ITV

Uno de los consejos más habituales antes de pasar la ITV y evitar sorpresas es hacer una revisión preITV, aunque si has hecho la revisión del coche recientemente ya habrán corregido cualquier desperfecto o fallo. 

Si has cambiado cualquier cosa, como los muelles, no te olvides de la homologación. Asimismo, asegúrate de que la profundidad del dibujo de los neumáticos no es inferior a 1,6 milímetros. 

¿Cuánto vale pasar la ITV?

El precio de la ITV es diferente en cada Comunidad Autónoma, así que, dependiendo de dónde vivas, pagarás una cantidad u otra. No obstante, la tarifa media está en torno a los 38,81 euros, tal y como refleja la propia web de la ITV. También debes tener en cuenta que, si pasas la ITV con retraso, te cobrarán un recargo. 

Lo más

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña