Reparación | Precauciones de uso en el taller de las máquinas de ozono para desinfección de vehículos

El Ministerio de Sanidad publicó el pasado 27 de abril una breve guía de empleo alertando de su peligrosidad en caso de mal uso.

El generador de ozono en los talleres:, un servicio indispensable tras el coronavirus
Las autoridades aclaran que su eficacia se encuentra en evaluación en la Unión Europea

El generador de ozono se ha convertido en uno de los grandes protagonistas de la crisis del coronavirus. Su uso se ha multiplicado y son muchos los negocios que siguen a la espera de recibir su pedido como una alternativa para aportar valor añadido y mostrarse ante los clientes como un establecimiento seguro frente al Covid-19.

Las funciones de esta máquina no son ninguna novedad, pues su uso viene siendo común en algunos centros como los de reparación, con el fin de eliminar bacterias y hongos del habitáculo de los vehículos y mejorar la calidad del aire y los olores. Sin embargo, en el contexto actual se ha convertido en un imprescindible para muchos clientes que deciden visitar los talleres para revisiones y mantenimientos. ¿Es su uso fundamental para garantizar la seguridad y evitar contagios?

Organizaciones como la Asociación Autónoma de Empresarios de Talleres de Reparaciónes de Vehículos de Pontevedra (Atra) apuntan a que la situación del ozono como una sustancia activa biocida de acción desinfectantea ún está bajo evaluación en el Programa europeo de revisión de sustancias activas existente, aunque hasta el momento en que se ofrezca una respuesta, su uso seguirá regulado por la norma nacional RD 3349/83.

A raíz de numerosas consultas realizadas sobre la validez y recomendación del empleo de los generadores de ozono, el Ministerio de Sanidad publicó el pasado 27 de abril la "Nota sobre el uso de productos biocidas para la desinfección del Covid-19", en la que se expone que:

"Actualmente, no existe ningún producto virucida que esté autorizado para su uso por nebulización sobre las personas. Por tanto, esta técnica de aplicación que se anuncia en los denominados túneles desinfectantes de ningún modo puede ser utilizada sobre personas. Un uso inadecuado de biocidas introduce un doble riesgo, posibles daños para la salud humana y dar una falsa sensación de seguridad".

La nota del Ministerio de Sanidad agregaba además que "hay sustancias biocidas que se encuentran en evaluación en la Unión Europea permitiéndose, a la espera de finalizar este proceso, la comercialización de los productos que las contienen, siempre que se respeten las medidas de seguridad correspondientes. En este grupo se encuentran algunos cuya generación se realiza in situ mediante maquinaria, como es el ozono. Este hecho impide, además, que tengan un etiquetado que avise de su peligrosidad y usos, a diferencia del resto de biocidas", advirtiendo que la comercialización debe haberse notificado al Ministerio de Sanidad, y alerta sobre la importancia de seguir las recomendaciones del fabricante.

Ante la proliferación y el aumento de las ventas de las máquinas generadoras de ozono, el Miniterio de Sanidad advierte que el ozono, al igual que otros biocidas:

  • No se puede aplicar en presencia de personas.
  • Los aplicadores deben contar con los equipos de protección adecuados.
  • Al ser una sustancia química peligrosa, puede producir efectos adversos. En el inventario de clasificación de la Echa (Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas) se notifica la clasificación de esta sustancia como peligrosa por vía respiratoria, irritación de piel y daño ocular.
  • Se deberá ventilar adecuadamente el lugar desinfectado antes de su uso.
  • Puede reaccionar con sustancias inflamables y puede producir reacciones químicas peligrosas al contacto con otros productos químicos.

Lo más

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña