Reparación | Solo el 2% de las empresas del metal de Tenerife, talleres en su mayoría, se plantea despidos

Una encuesta de Femete a sus 1.500 empresas asociadas arroja datos positivos pese a la pandemia: se reduce el número de empresas que se plantean prescindir de personal para sobrevivir.

La encuesta busca reflejar cómo sigue afectando la pandemia del Covid-19 a este sector.
La encuesta busca medir cómo sigue afectando la pandemia del Covid-10 entre sus asociadas.

Según una encuesta elaborada por Femete entre sus 1.500 empresas asociadas, que representan a unos 7.500 profesionales, se reduce el número de empresas del metal y TIC de la provincia tinerfeña que se plantea la posibilidad de despedir personal este año: apenas un dos por ciento en el tercer trimestre del año, frente al 16% del segundo trimestre y el 25% del primero.

El objetivo de dicha encuesta es medir cómo sigue afectando la pandemia del Covid-19 entre sus asociadas. Empresas en su mayoría, vinculadas con la automoción; como talleres de mecánica de vehículos, o servicios de instalaciones y mantenimiento de electricidad, informática, telecomunicaciones, aire acondicionado, fontanería, gas, maquinaria industrial, reparaciones navales, energías renovables, reciclaje, gestión de residuos o estaciones de servicio...

Al mismo tiempo, aumenta el porcentaje de las empresas encuestadas que prevé mantener los mismos puestos de trabajo al situarse en un 54%, frente al 45% y el 25% del segundo y primer trimestre, respectivamente. 

Además, el 43% asegura que podría contratar personal, si bien un 26% lo haría de forma puntual, demandando perfiles como electricistas, ingenieros/as, cerrajeros/as, fontaneros/as o frigoristas. También llama la atención que el 74% ha visto disminuido sus ingresos con respecto al año anterior, frente al 77% del segundo trimestre y el 85% del primero.

Ayudas para nuevo personal y readmisiones

A la pregunta de a qué destinarían las posibles ayudas financieras de las administraciones, el 50% responde que lo emplearía en contratar nuevo personal y otro 30% lo usaría para readmitir trabajadores que tuvieron que ser despedidos por la crisis del COVID-19. Otros destinos serían: pagar el alquiler o la hipoteca del local o nave industrial, con datos similares para la compra de maquinaria y suministros, seguros, promociones o el pago de deudas de proveedores.

A su vez, se mantiene el porcentaje de negocios que tardarían en recuperar su actividad económica habitual más de dos años, con un 11%. Además, crece al 37% el número de empresas que retrasan esa recuperación de 6 meses a un año (frente al 28% del trimestre anterior) y al 28% de uno a dos años (frente al 20% del segundo trimestre).

Economía sumergida y competitividad

Otras cifras relevantes son las que se refieren a la economía sumergida: el 31% conoce alguna empresa o profesional que trabaja de forma ilegal y que podría denunciar, cifras similares a las de los trimestres anteriores. Al respecto, el 13% asegura que ya ha presentado denuncias y un 75% desconoce si han sido eficaces.

Por último, se mantienen los servicios de Femete más utilizados por sus empresas y profesionales para crecer en competitividad: formación (33%), asesoramiento técnico (17%), asesoramiento en innovación, ayudas y subvenciones (15%), asesoramiento en ayudas para la contratación de personal (11%), asistencia jurídica (11%), asesoramiento en prevención de riesgos laborales y protocolos anti Covid (10%) y asistencia financiera (3%).

Lo más

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña