Reparación | Renting de equipos para salir de la crisis

La inversión en maquinaria es un quebradero de cabeza para los talleres, que operan en un entorno en el que la innovación está a la orden del día. Fórmulas como el alquiler de equipos pueden suponer un importante alivio.

Renting de equipos para salir de la crisis
El renting de maquinaria para talleres será una tendencia al alza

Cualquiera que haya puesto en marcha un taller lo sabe: la inversión en este tipo de negocios va mucho más allá de la necesaria para contar con un local. Entre las partidas más importantes se encuentra la maquinaria que necesitan los reparadores para desempeñar su trabajo. Especialmente en un sector, el de la posventa de automoción, que afronta novedades tecnológicas prácticamente a diario.

Invertir en equipos adecuados no es algo que un negocio de reparación de vehículos pueda esquivar, especialmente en nuestros días. El problema es que se trata de un desembolso importante que no siempre se puede afrontar, especialmente en tiempos de incertidumbre económica como los que vivimos. Esta es la razón por la que algunos proveedores han comenzado a buscar alternativas para que los talleres puedan disponer de las herramientas que tanto necesitan.

Al igual que ocurre en otros sectores como el de la movilidad, las vías alternativas a la compra de maquinaria se extenderán cada vez más entre los reparadores. El pago por uso o el renting son algunos ejemplos de fórmulas que pueden facilitar la vida a unos negocios que necesitan liquidez para afrontar lo que venga.

UNA CUOTA PARA TODO

En el mercado ya existen ejemplos de alianzas entre fabricantes y empresas especializadas en alquiler para facilitar a los talleres el acceso a lo último en equipos para taller. Este es el caso de Bosch Automotive Aftermarket y Grenke, una empresa que ofrece soluciones de renting de equipamiento para empresas.

En este caso, Bosch Automotive Aftermarket lanzó una campaña de renting que permite a los talleres disponer de equipos de aire acondicionado para ofrecer servicios a turismos y vehículos industriales. A cambio, los centros de reparación deben pagar una cuota mensual desde 100 euros.

El objetivo de esta acción consistía en lograr que cualquier taller pueda disponer de equipos de última generación para atender reparaciones relacionadas con la climatización del vehículo, un apartado que cada vez está más estandarizado en los modelos que se comercializan. De hecho, el 60% de los coches pequeños y más del 90% de los de gama media y alta ya lo equipan.

Entre las ventajas de optar por el renting se encuentra la posibilidad de disponer de tecnología punta sin tener que comprometer por ello la capacidad de inversión del taller. Esto es especialmente importante en momentos de incertidumbre económica como los que vivimos, cuando las condiciones de concesión de créditos se suelen endurecer. Además, como las cuotas se consideran gasto, el negocio las puede deducir.

Al finalizar el contrato, el taller puede optar por renovar el equipo. Así, puede contar siempre con la última tecnología disponible. La oferta incluye además tres años de mantenimiento y garantía, por lo que los costes relacionados con este apartado quedan incluidos en la cuota.

Las opciones que los reparadores tienen a su disposición en la actualidad les permiten afrontar con más posibilidades de éxito los cambios en la economía. Que las nuevas fórmulas de consumo, más allá de la adquisición de bienes, llegaran a sus puertas era solo cuestión de tiempo.

Reportaje incluido en el Manual de Electromecánica y Diagnosis de Infocap.

Lo más

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña