Reparación | Multa de 1.440 euros y retirada del carné al mecánico drogado que atropelló a un niño en Palma

Cogió un Ford Focus que había dejado un cliente en el taller para reparar y lo condujo con sus facultades mermadas.

La aseguradora del coche ha indemnizado a los padres del menor con 11.395 euros
La aseguradora del coche ha indemnizado a los padres del menor con 11.395 euros

Un mecánico que conducía bajo los efectos de la cocaína y atropelló a un niño en La Soledat (Palma de Mallorca), causándole graves en la cabeza, ha sido multado con 1.440 euros y la retirada del carné. La fiscalía y los abogados de los padres y del acusado llegaron a un acuerdo de conformidad, tras declararse el procesado autor de los delitos de lesiones imprudentes y contra la seguridad vial, según informa El diario de Mallorca.

El hombre reconoció los hechos ante la jueza y aceptó pagar una multa de 1.440 euros y la retirada del carné durante dos años y medio, lo que supone su pérdida definitiva y volverse a examinar para obtenerlo. Asimismo, la aseguradora del vehículo consignó en el juzgado 11.395 euros para indemnizar a los padres del menor.

El mecánico arrolló al niño de un año, que sufrió graves lesiones en la cabeza y permaneció una semana hospitalizado, sobre las 19 horas del 12 de abril de 2019, cuando, sin permiso, cogió un Ford Focus que había en el taller para reparar y lo condujo con sus facultades mermadas a causa de haber consumido cocaína. El atropello se produjo en la calle Teix, en el barrio de La Soledat, y el conductor huyó a pie cuando los familiares del niño la emprendieron a golpes contra el coche, no sin antes alertar a los servicios de emergencias. Una ambulancia acudió al lugar y los sanitarios comprobaron el delicado estado del niño, trasladándole de urgencia al hospital. El pequeño, que sufrió fractura craneal y lesiones en los pulmones y el hígado, tardó dos meses en recuperarse y le ha quedado una gran cicatriz en la cabeza.

Tras dar positivo en cocaína, la Policía Local de Palma detuvo al conductor, que el juez de guardia dejó en libertad horas después. La fiscalía imputó al procesado un delito contra la seguridad vial y otro de lesiones imprudentes, por el que reclamó una pena de seis meses de prisión y la retirada del carné de conducir durante cuatro años.

Lo más

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña