Reparación | José Luis Acebes (Aema-ITV): "El coche debería ser el mejor amigo del hombre. Por eso hay que cuidarlo y mantenerlo"

El vicepresidente de la asociación madrileña analiza los datos de defectología de los vehículos del parque automovilístico.

José Luis Acebes, vicepresidente de Aema-ITV
José Luis Acebes, vicepresidente de Aema-ITV

Los datos y cifras de defectología de los vehículos que publica cada año el Ministerio de Industria son el termómetro que mide la salud de nuestro parque móvil. Para conocer más de cerca la situación y a qué se enfrentan los profesionales, y sus retos, José Luis Acebes, vicepresidente de Aema-ITV y director territorial en Grupo Itevelesa de la zona centro-sur y responsable de Desarrollo de Negocio a nivel nacional, realiza una radiografía de la región madrileña.

¿Cómo de sana está la Comunidad de Madrid?

Los datos que ofrece cada año el Ministerio de Industria a nivel nacional y autonómico nos dejan ver cómo está nuestro parque automovilístico. La cifra es importante, en 2018 en la Comunidad de Madrid, del total de vehículos inspeccionados, 2.144.937 vehículos, el 19,46% de ellos fueron rechazados en la primera inspección. Una cifra demasiado alta cuando lo que está en juego es la seguridad vial, y más aún si consideramos que hay otro porcentaje adicional de vehículos a nivel nacional que no acuden a la inspección.

Sin embargo, gracias a la ITV, de los 417.431 vehículos rechazados y una vez repararon sus defectos, tras pasar su segunda inspección lo hicieron favorablemente más del 93%. Esta es una prueba inequívoca de la gran contribución a la seguridad vial que aporta el servicio de ITV.

¿Y comparado con la radiografía a nivel de España? El índice de rechazo nacional fue de 20,91%, sobre más de 4,3 millones de vehículos.

Las cifras son serias. Hay que tener en cuenta que los defectos graves son aquellos que automáticamente imposibilitan que un vehículo pueda superar la inspección técnica y que deba ir directamente al taller a repararlos, por ejemplo, que las luces no funcionen, que fallen los frenos, o los neumáticos en mal estado, entre otros.

En Madrid, el apartado de la inspección en el que más defectos graves se encontraron fue el de alumbrado y señalización (un total de 213.099 defectos graves), seguido de emisiones contaminantes (149.043 defectos graves) y ejes, ruedas, neumáticos y suspensión (142.817 defectos graves). Pero hay que tener en cuenta que muchos vehículos combinan varios defectos, lo cual también es relevante.

Esta radiografía es proporcionalmente la misma que se produce a nivel nacional, con pequeñas desviaciones. Por pura estadística, siendo Madrid el 10% aproximado del parque global, el paralelismo en los resultados es esperable.

¿Los madrileños son conscientes de que la ITV salva vidas?

En un gran porcentaje creo que sí, pero tengo que reconocer que es un trabajo largo y difícil, que se basa en una labor de concienciación y que tiene mucho que ver con la educación que se imparte desde pequeños en casa y en las aulas, en materia de seguridad vial, y con la economía de las familias. Aún así, cada vez hay más conductores que cuando pasan la ITV nos dan las gracias y son conscientes del peligro que supone conducir con un coche en malas condiciones.

Hablaba también de la crisis económica.

Sin duda, el factor económico es determinante en todos los sectores, también en el del motor. La crisis que hemos sufrido, las tasas de desempleo, la inestabilidad… han contribuido de manera decisiva a que la edad media de nuestro parque se incremente por encima de los 12 años. Y aunque ello obliga a más vehículos a pasar la ITV con más frecuencia, la edad y la falta de mantenimiento no perdonan. La crisis ha contribuido a que la edad media de nuestro parque se incremente por encima de los 12 años.

¿Y antes de la crisis?

Antes de 2007 en España la media de antigüedad del parque de vehículos era poco más de 8 años. La crisis ha influido, pero también la mejor calidad de los vehículos.

Según el último informe de Eurotaller, las familias en España gastan más de 580 euros al año en mantenimientos, menos que en los peores años de la crisis. Sin embargo, se destina más a bares y restaurantes (2.300 euros).

Nosotros pensamos que este tipo de comparaciones son sensacionalistas y no aportan nada realmente. Esto no es tanto una cuestión de prioridades como de estar seguros de que los vehículos están adecuadamente mantenidos. El coche debería ser el mejor amigo del hombre, y como tal debemos cuidarlo y mantenerlo. Nada es para siempre, tampoco las ruedas o los frenos. Nada y tenemos que seguir trabajando en ello.

Hablemos de absentismo. Los datos a nivel nacional dan escalofríos: 20%. ¿Cómo se traduce este dato a nivel regional? ¿Hay conciencia de la peligrosidad que supone no tener la inspección en regla?

Que de cada 100 vehículos 20 vayan sin la ITV en regla es para pensarlo y tomárselo muy en serio. Y si vamos a las furgonetas de última milla, de las que vemos muchas en Madrid, la cifra llega al 40%. Desde las estaciones de ITV estamos trabajando con las aseguradoras para pedir que no se renueve la póliza del seguro del coche si no tienen la ITV en regla, y trabajando muy intensamente con la DGT para avisar y sancionar cuando sea preciso.

A partir del 20 de mayo entra en vigor una nueva normativa que obligará a los fabricantes de vehículos matriculados a partir del 20 de mayo de 2018 a facilitar todos los datos necesarios para poder realizar la ITV, información que no estaba disponible hasta la fecha.

Es un gran paso que nos va a permitir en las estaciones de ITV tener acceso a la información y poder verificar de forma más adecuada los elementos de seguridad del vehículo a través de sus sistemas electrónicos.

Sobre todo en una comunidad como la de Madrid, donde las tasas de contaminación son tan elevadas. ¡La famosa boina de Madrid!

Las ITV desempeñan un papel crucial en la salvaguarda de la seguridad en la carretera, pero no olvidemos que también en la protección medioambiental. La normativa que regula en España la inspección técnica de vehículos, y que entró en vigor en mayo de 2018 (Real Decreto 920/2017), arroja a nivel nacional un balance interesante: el control de emisiones en vehículos ligeros y pesados por medio de la lectura de los registros en las centralitas del motor ha conseguido detectar unos 180.000 vehículos más con emisiones no acordes a la normativa aplicable.

Pero el On Board Diagnostics (OBD) ha obligado a todas las estaciones a disponer del equipo de conexión con el sistema de diagnóstico a bordo para realizar la lectura de los códigos en los vehículos.

Sí, en este tiempo se ha hecho una gran inversión y esfuerzo. Nuestras estaciones disponen de herramientas de lectura de diagnóstico que se conectan con los ordenadores de a bordo de los vehículos para hacer un mejor control sobre emisiones contaminantes. También se comprueba que no ha sido manipulado ni presenta desconexiones o desmontajes fraudulentos. Todas las empresas de ITV tienen un elevadísimo nivel técnico.

Los retos por delante de Aema-ITV en seguridad vial, ITV…

La seguridad vial y el medio ambiente es cosa de todos. Desde los fabricantes a los inspectores de ITV pasando por los concesionarios y por supuesto por los propios conductores. Desde Aema-ITV vamos a seguir trabajando en el mensaje sobre la importancia de inspeccionar nuestros vehículos y de que esa inspección se haga correctamente, en beneficio suyo y de los demás usuarios de las vías públicas. 

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña