Reparación | Ford prueba un lenguaje visual para vehículos autónomos

Este lenguaje basado en iluminación podría ayudar a estos vehículos a comunicarse con los peatones.

Las pruebas se están realizando en Alemania y EEUU
Las pruebas se están realizando en Alemania y EEUU

Al igual que Jaguar, Ford también está trabajando en una manera para que los vehículos autónomos puedan comunicarse con quienes los rodean, a pesar de no llevar un conductor humano. El fabricante estadounidense está probando un lenguaje visual basado en iluminación que podría ayudar a esa interacción.

Ford ha estado probando un sistema que utiliza luces para indicar lo que el vehículo está haciendo y lo que va a hacer. Estas pruebas forman parte de la investigación de la compañía para desarrollar una interfaz de comunicación que ayude a los vehículos autónomos a integrarse sin problemas con otros usuarios de la carretera.

Los ingenieros de Ford han realizado pruebas para averiguar si unas luces de colores ubicadas por encima del parabrisas podrían ser una buena solución para salvar la brecha de comunicación entre los vehículos autónomos y las personas.

Para garantizar que las pruebas sean lo más realistas y naturales posibles, la empresa ha creado el Human Car Seat, que instaló dentro de una Transit Connect. Diseñado para que pareciera un vehículo autónomo, con el conductor oculto en el asiento, los observadores podían calibrar más eficazmente las respuestas a una barra de luces montada en el techo que lanzaba destellos en blanco, púrpura y turquesa para indicar cuando el vehículo estaba circulando, a punto de ponerse en marcha o de ceder el paso.

Las pruebas, efectuadas en colaboración con la Universidad Tecnológica de Chemnitz (Alemania), complementan la investigación ya realizada en Estados Unidos. Los investigadores ampliaron las pruebas para comprobar la eficacia de otros dos colores, además del blanco. También probaron la ubicación de las luces en el techo, frente a las situadas en la parte superior del parabrisas de las pruebas en EEUU. Por último, efectuaron las indicaciones luminosas desde más lejos, hasta a 500 metros de distancia.

Las pruebas realizadas en Alemania han mostrado un alto nivel de aceptación y confianza en las señales por parte de peatones y ciclistas. Ello proporciona a los investigadores una base a partir de la cual pueden seguir desarrollando y perfeccionando este lenguaje visual.

En este sentido, Thorsten Warwel, gerente de Iluminación Principal de Ford Europa, comentó: "Fundamentalmente, la gente necesita confiar en los vehículos autónomos, y el desarrollo de un medio de comunicación visual universal es una clave para ello".

Cursos de Academia Infotaller

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña