Reparación | Fallos en el radiador, cómo detectarlos

La principal pista, será la fuga de líquido refrigerante.

Radiador
Radiador

El radiador es un componente esencial en el sistema de refrigeración del vehículo. Una avería en él se suele saldar con una factura muy costosa para el cliente y un trabajo de varias horas para el profesional. Su objetivo es evitar que se produzcan sobrecalentamientos en el motor para que trabaje de manera óptima.

Una avería en este componente es relativamente fácil de detectar, ya que al no realizar su función correctamente, el motor irá aumentando poco a poco su temperatura y alertará de ello a través del testigo. Además, si el fallo proviene de una fuga de líquido refrigerante, se formarán pequeños charcos bajo el vehículo.

Desde Ro-Des señalan que, para detectar de dónde procede la fuga, habrá que poner el motor en marcha y comprobar en qué punto del circuito brota el líquido. También puede ser que la tapa del líquido haya cogido holgura y por lo tanto no sella bien el tanque. El profesional debe tener precaución al comprobarlo, ya que si está caliente podría salir a presión.

Para reparar un fallo, de forma puntual, se puede utilizar un sellador para sistemas refrigerantes, una solución que se vierte en el interior del tanque y cierra el punto de fuga. Sin embargo, es algo temporal, explican desde Ro-Des y finalmente habrá que acudir al taller para solucionar la avería.

Cursos de Academia Infotaller

Lo más

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña