Reparación | ¿Deben cerrar los talleres por culpa del coronavirus?

Asetra y Ganvam confirman que sí pueden abrir "los talleres en exclusiva actuación de reparación de vehículos", pero no pueden hacer venta de productos y deben cerrar si tienen cafeterías o minicafeterías. Los concesionarios cierran, pero no así sus talleres.

Durante nueve años el vehículo ha permanecido en las instalaciones de este taller
Los talleres no están obligados a cerrar por el coronavirus, al menos de momento

¿Deben cerrar los talleres de Madrid por culpa del coronavirus? Esta es la gran pregunta que se hacen muchos profesionales del sector desde el viernes, momento en que se anunciaba el cierre de todos los comercios de Comunidad de Madrid hasta el 26 de marzo, a excepción de los de alimentación y "primera necesidad".

¿Y qué pasa con los talleres? La falta de conreción en la norma de la Comunidad de Madrid puede dar lugar a diferentes interpretaciones. Pero Asetra y Ganvam han anunciado que "los talleres en exclusiva actuación de reparación de vehículos e ITVs, en exclusiva actuación de revisión de vehículos, sí pueden abrir", tal y como les ha comunicado Dirección General de Industria, pero con excepciones: los talleres no pueden hacer venta de productos y también deben cerrar si tienen cafeterías o minicafeterias o similares, además de adoptar todas las medidas de protección que las autoridades han indicado.

Por su parte, Faconauto afirma que se deben cerrar los concesionarios, al considerarse actividad comercial sin que sean de bienes de primera necesidad, pero no así los talleres, pues están considerados como un servicio esencial, al permitir la reparación de vehículos. En cuanto al epígrafe 46, referido al "Comercio al por mayor e intermediarios del comercio",  esto es, los recambistas, pueden seguir operando.

Otra cosa es que, según apuntan fuentes consultadas, vista la caída general de servicios y la recomendación general de las autoridades sanitarias, además de la conocida el sábado limitación de movimientos de personas salvo para comprar alimentos, ir a centros sanitarios y otras circunstancias de fuerza mayor, no tenga mucho sentido mantener abiertos de forma masiva este tipo de negocios, cuya actividad no justifica, en principio, ninguna de las excepciones que permite el Ejecutivo.

De hecho, Norauto ha comunicado que "siguiendo las indicaciones de las autoridades, Norauto procede a cerrar temporalmente todos los puntos de venta que la compañía tiene en Asturias, Cataluña, Galicia y Comunidad de Madrid, a partir de hoy 14 de marzo 2020". Un cese de actividad al que, muy probablemente, le sigan las principales redes de talleres de España.

En la lista de establecimientos que sí pueden abrir están los comercios de alimentación de todo tipo, las farmacias, tiendas de animales, tiendas de informática, de audiovisuales, las papelerías o los comercios por correspondencia o internet, los estancos, los quioscos o las gasolineras.

Por el contrario, los establecimientos cerrados para evitar el contagio del coronavirus son aquellos que impliquen cualquier tipo de ocio y que presten servicios no esenciales, tales como restaurantes, bares y cafeterías, aunque se mantiene el reparto a domicilio. También cines, teatros, parques de atracciones y zoológicos, centros de personas mayores, gimnasios o casinos.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña