Reparación | ¿Qué ventajas tiene la lubricación avanzada?

Castrol apunta al avance tecnológico de los motores como causa del desarrollo de nuevas tecnologías en la fabricación de aceites.

Pruebas de laboratorio de Castrol
Pruebas de laboratorio de Castrol

Durante los últimos años, la tecnología de los motores ha evolucionado de forma considerable con motivo de la creciente presión medioambiental que existe sobre el mundo del automóvil. Cada vez es más habitual encontrar propulsores de reducida cilindrada con un rendimiento mayor que el ofrecido hace una década por propulsores de mayores dimensiones, gracias a la generalización en el empleo de turbocompresores.

Estos avances en el diseño de los motores representan un reto para el lubricante, ya que se incrementa la presión interna, por lo que deben ser más resistentes que nunca. A continuación, se destacan cinco aspectos en que los lubricantes Castrol pueden beneficiar a los motores actuales:

  • Desarrollados para los motores modernos.En cada “vuelta” del motor hay puntos críticos de fricción intensa, que puede desaprovechar hasta el 10% del rendimiento. Castrol Edge transforma físicamente su estructura molecular para convertirse en sólido en puntos de presión extrema, y así mantener separadas las superficies metálicas y reducir la fricción y el desgaste.
  • Superan los estándares de la industria. Muchos fabricantes, entre ellos Castrol, añaden sus propios requisitos específicos para sus necesidades y superan en parámetros las solicitudes de los fabricantes de motores.
  • Compatibilidad con los sistemas de tratamiento de las emisiones del motor. Pese a que no se introduce lubricante deliberadamente en estos sistemas, una pequeña cantidad de este se quema en la combustión. Los productos de la combustión del lubricante llegarán al sistema de tratamiento de los gases de escape, que puede verse perjudicado por una formulación inadecuada. Así pues, el lubricante de motor debe ser compatible con estos componentes del sistema de tratamiento de las emisiones del motor.
  • Viscosidad baja para mejorar el ahorro de combustible. Un modo de mejorar la eficiencia de un motor por medio de un lubricante es hacer que este sea menos “espeso”. Los lubricantes de baja viscosidad pueden ayudar a reducir la fricción y mejorar el ahorro de combustible. No obstante, la presión para diseñar y desarrollar lubricantes cada vez menos viscosos se traduce en una mayor exigencia sobre los aditivos empleados en la formulación.
  • Protegen del fallo del motor causado por el preencendido. Este fenómeno se ha incrementado debido a la combinación de turboalimentación e inyección directa en motores de gasolina. Castrol ha estudiado cómo influyen varios elementos y aditivos en el preencendido a baja velocidad y ha empleado soluciones en la formulación para reducir el problema.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña