Reparación | Camillas para mecánicos: cómo elegirlas para garantizar la seguridad y comodidad

Este tipo de herramientas favorece la posición del trabajador durante la operación, reduciendo el riesgo de sufrir un accidente laboral.

Camillas para trabajos en el taller mecánico:
Las camillas mecánicas tienen capacidad para girar 360 grados

Los trabajadores de los talleres, en ocasiones, tendrán que realizar reparaciones de los bajos del automóvil, por lo que será necesario asegurar que el mecánico trabaja en las condiciones óptimas y no corre ningún riesgo. Para levantar el vehículo pueden emplearse elevadores o caballetes, garantizando su colocación para no ocasionar un accidente laboral. Pero además, es importante prestar atención a la comodidad de los empleados, pues hay averías que requieren de una larga estancia en una determinada posición o postura, por lo que se recomienda el empleo de camillas para mecánicos. Estas soluciones permiten que el trabajador acceda a los bajos del vehículo sin sufrir daños en la espalda, por ejemplo, pudiendo además desplazarse.

Por lo general, este tipo de soluciones para el taller incorporan ruedas para que el profesional pueda desplazarse debajo del vehículo sin limitar su acceso a ninguna zona, incluso tienen capacidad de giro de 360 grados. Mantenerse en posición horizontal y a pocos centímetros del coche a reparar es la mejor alternativa para introducirse bajo cualquier tipo de vehículo sin suponer ningún problema ni molestia para el trabajador, previniendo que ocurran accidentes laborales.

Las camillas para mecánicos pueden, además, incorporar una almohadilla confortable que aporta una sensación extra de bienestar, y muchas pueden desmontarse, ocupando menos espacio dentro de las instalaciones. Como gran ventaja, estas pueden convertirse en otra solución para el trabajo rutinario en los talleres, disponiendo a su vez de una banqueta al realizar un correcto pliegue de la camilla.

Este tipo de herramientas que mejoran la seguridad del taller pueden fabricarse con compuestos y materiales resistentes a los aceites y disolventes, facilitando la limpieza y el lavado de las mismas. Los talleres pueden elegir entre varias longitudes y resistencias al peso en función de sus necesidades.

Lo más

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña