Reparación | Averías frecuentes en el árbol de levas

Los principales enemigos son la falta de lubricación y las holguras en el alojamiento.

La solución a las averías de esta pieza suele ser poner un árbol de levas nuevo
El árbol de levas es una de las averías más costosas del vehículo

El árbol de levas se encarga de controlar los procesos que permiten obtener la potencia necesaria para mover el vehículo, se trata de un componente muy importante del sistema de distribución.

Las averías que puede sufrir son unas de las más caras, ya que se encarga de controlar el accionamiento de las válvulas de escape y admisión por medio de un eje dotado de movimiento rotativo que impulsa las palas o levas y acciona la apertura y el cierre de dichas válvulas mediante un sistema de muelles, explican desde Ro-Des.

A pesar de ser una pieza forjada es susceptible de sufrir averías. Su mayor enemigo es el desgaste, por lo que tiene que contar con la lubricación necesaria para que continúe funcionando de forma óptima.

La falta de lubricación podría forzar el desgaste de los apoyos y rodamientos. Según señalan desde Ro-Des, el árbol de levas está expuesto a que cualquier cojinete defectuoso impida que el lubricante complete el proceso.

Otra de las principales causas de avería en el árbol de levas es que el uso y los continuos giros del sistema acaben por provocar una holgura axial en el alojamiento, situación que podemos solventar colocando una arandela calibrada entre el árbol y los apoyos para que se quede suficientemente ajustado.

Cómo detectar las averías

Con el árbol de levas defectuoso, el vehículo no arrancará, siendo la principal causa el gripado de la pieza. Antes de que esto ocurra de pueden dar algunos síntomas:

  • Ruidos de traqueteos: puede estar relacionado con un  mal acoplamiento de los engranajes o un desgaste excesivo de  casquillos o soportes que estén afectando al juego axial del árbol de levas.
  • Chirridos estridentes: Suelen ser indicadores de que el árbol de levas está a punto de griparse, por lo que se recomienda comprobar el estado de los apoyos por si alguno estuviera defectuoso. Si además baja el rendimiento del motor, es probable que se haya llegado a romper alguna de las levas o que entre ellas haya una holgura.

Cursos de Academia Infotaller

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña