Reparación | Accidentes y enfermedades laborales: las nuevas tecnologías cambiarán el panorama

Cetraa reconoce el valor de proteger derechos como la libre elección de taller por el consumidor
Las nuevas tecnologías aumentan la seguridad laboral y facilitan el trabajo del reparador

El trabajo en el taller no está exento de riesgos. No obstante, las mejoras en las herramientas y las nuevas tecnologías están mejorando las condiciones de trabajo de los especialistas en reparación, y las previsiones apuntan que el panorama mejorará aún más en los años venideros.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha publicado un informe en el que analiza los cien años de logros de la entidad y destaca algunos desafíos y oportunidades de futuro para mejorar el ambiente y la seguridad en el trabajo.

De cara al futuro, el informe destaca cuatro grandes fuerzas transformadoras que impulsan los cambios, la primera de los cuales es la tecnología (la digitalización, la robótica y la nanotecnología) que reduce las exposiciones peligrosas, además de facilitar la formación y la inspección del trabajo.

Aplicación en el taller

Por lo que respecta a su aplicación en el taller, los sistemas diagnosis han facilitado enormemente el trabajo de los reparadores. Junto a ellos, cada vez se generalizan más los sistemas de ayuda a la reparación en tiempo real a través de herramientas de comunicación en remoto, a la vez que el coche conectado cada vez da más “pistas” a los técnicos sobre dónde se encuentra y en qué consisten las averías que sufren. Todo ello, además de un ahorro de tiempo, limita los riesgos a los que están expuestos los reparadores cuando interactúan con los vehículos.

Además de la diagnosis, la robótica está contribuyendo a mejorar la ergonomía de los técnicos en las reparaciones. Buenos ejemplos son las piernas robóticas para evitar posturas forzadas en la reparación y los trajes ergonómicos que se están experimentando en algunas cadenas de fabricación de automóviles.

Amenazas de las nuevas tecnologías a la salud laboral

No obstante, las nuevas tecnologías no solo aportan cosas buenas en lo que a la seguridad y salud en el trabajo se refiere. La OIT señala que pueden afectar la salud psicosocial de los trabajadores, e “introducir nuevos materiales con riesgos para la salud que no han sido estimados”.

Las nuevas tecnologías están trayendo consigo cambios en la organización del trabajo que tienen como ventaja a una flexibilidad que permite que un número mayor de personas se incorpore a la fuerza de trabajo. Del lado de los inconvenientes, la OIT señala problemas como la inseguridad laboral (mayor temor a la pérdida del empleo), el menoscabo de la privacidad y de los tiempos de descanso, un descenso de la protección social y horarios de trabajo excesivos.

El informe señala que cada vez se producen menos accidentes de trabajo. La mayor proporción, de lejos, de las muertes actuales relacionadas con el trabajo (86%) son causadas por enfermedades. En el mundo, alrededor de 6.500 personas mueren cada día a causa de enfermedades ocupacionales, en comparación con 1.000 por accidentes mortales en el trabajo.

Cursos de Academia Infotaller

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña