Electromecánica | El sistema ABS de Continental cumple 50 años

La firma presentó por primera vez en la feria IAA de 1969, en Frankfurt, uno de estos dispositivos de seguridad.

Continental muestra los diferentes sistemas ABS de los últimos 50 años
Continental muestra los diferentes sistemas ABS de los últimos 50 años

Hace 50 años la empresa Continental, conocida en ese momento como ITT-Teves, presentó mundialmente en la feria IAA de Frankfurt el MK I, el primer sistema de frenos antibloqueo (ABS).

La idea de evitar que las ruedas se bloqueen cuando el coche frena de forma inesperada ya se les había ocurrido a algunos diseñadores de vehículos en la década de 1920, pero solo fue posible encontrar una solución cuando en 1965, los ingenieros de Teves trabajaron en un sistema antibloqueo para turismos.

En los años 70 comenzaron a utilizarse circuitos integrados basados en una tecnología de circuitos analógicos para regular la presión de los frenos y evitar, así, el bloqueo de las ruedas.

Tras ello, vino la crisis del petróleo, que retrasó la producción en serie durante algunos años, y no fue hasta 1984 cuando la firma lanzó el MK II, el primer sistema ABS del mundo para turismos controlado por un microprocesador. Este combinó la función de frenado, el elevador de presión, el control hidráulico y el sistema antibloqueo de frenos en una unidad compacta y, poco después, también se integró un sistema de control de tracción.

Helmut Fennel, que en aquel momento desempeñaba un papel clave en la promoción del uso de microprocesadores para el sistema ABS, explica que este sistema "era bastante más flexible que otras soluciones y, por lo tanto, podía adaptarse rápidamente a diferentes vehículos, como modelos con tracción delantera o con tracción total".

A partir de 1989 comenzó a producirse el MK IV, que incluía un sistema electrónico de distribución de la fuerza de frenado, haciendo superfluos los componentes mecánico-hidráulicos.

En 1995 vio la luz el MK20 que integraba el control electrónico de estabilidad (ESC) en el sistema MK 20. En este nuevo modelo, que se ha convertido en el estándar en todo el mundo, el motor está situado en la parte superior, el bloque de válvulas en el centro y la tecnología en la parte inferior.

Los sistemas antibloqueo de Continental siguen basándose en este principio. Pero, hoy en día, un sistema ABS está equipado con hasta 50 funciones adicionales y de seguridad, como la liberación automática del freno de mano al arrancar, asistencia para el arranque en pendiente o como un componente importante de los sistemas de control de velocidad adaptativos.

Por otro lado, la enseña indica que está trabajando en nuevas generaciones de sistemas de frenos. Además, destaca que con su trabajo pretende contribuir al objetivo a largo plazo de Visión Zero, que aspira a un futuro sin accidentes de tráfico.

Lo más / Electromecánica

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña