Electromecánica | La importancia de las piezas de caucho metal en la amortiguación de vibraciones

Lemförder, marca especialista en suspensión y dirección de ZF, advierte sobre los riesgos de su mal estado, que provoca ruidos, pérdida de confort y seguridad.

Una tarea esencial de las piezas de caucho metal es absorber las vibraciones del automóvil
Una tarea esencial de las piezas de caucho metal es absorber las vibraciones del automóvil

Muchas piezas del vehículo están sometidas a múltiples vibraciones en ejes, carrocería, motor y cajas de cambio, y es una tarea esencial de las piezas de caucho metal absorber esas vibraciones. El uso de elementos de goma metal y la adaptación de piezas de caucho aseguran una eficaz absorción de ruidos y vibraciones. Los amortiguadores de vibraciones (piezas de caucho metal) han sido desarrollados en estrecha colaboración con la industria del automóvil. Sus cualidades más excepcionales son una perfecta elasticidad y una altísima resistencia a la rotura y a la deformación.

Las principales aplicaciones de piezas de caucho metal se encuentran en soportes de amortiguación hidráulica para el motor, silent-blocks, soportes de caucho y manquitos y casquillos de caucho.

En el chasis, mejora el comportamiento de la dirección, la estabilidad de conducción en casos de carreteras abruptas, frenado y al evitar obstáculos. Y en la amortiguación, las vibraciones sobre la carrocería y los ejes, las vibraciones del volante, los ruidos de la carretera y el rozamiento de los frenos.

En la transmisión absorben las vibraciones producidas entre el motor y la caja de cambios con el chasis. Y la amortiguación de sacudidas longitudinales y del motor, reacciones cambiantes de la carga, resonancias de la carrocería y ruidos de la caja de cambios

Las piezas de caucho metal, al igual que ocurre con los amortiguadores y los neumáticos, se ven expuestas también a desgastes y roturas por fuerzas mecánicas constantes (sobrecargas, por ejemplo), impactos medioambientales, como por ejemplo: líquidos agresivos, altas temperaturas y fatiga de los materiales.

Las piezas originales de caucho metal, asegura Lemförder, tienen una gran variedad de funciones que cumplir; por ello, es importante efectuar controles periódicos que permitan su sustitución a tiempo, evitando daños innecesarios producidos en otras piezas del vehículo.

Sobre las piezas de imitación, la marca especialista en tecnología de suspensión y dirección señala que los componentes no originales de reconstructores (piratas) no cumplen el alto nivel técnico exigido, las funciones que deben realizar, los elevados requisitos de calidad del constructor.

Las características más comunes que identifican una pieza reconstruida son el logo original del fabricante y número de referencia copiados y/o falsificados, También pueden identificarse porque las piezas corresponden a las originales solo exteriormente, ya que los soportes hidráulicos de motor del reconstructor son, básicamente, de caucho, sin ningún tipo de fluido hidráulico, canales, diafragma o válvulas. Además, los soportes de caucho, rodamientos y silent-blocs presentan una extrema dureza de la goma, las dimensiones de las piezas difieren de las dimensiones de las piezas originales y las piezas de caucho y de metal no son vulcanizadas, sino tan solo encoladas.

Las consecuencias más inmediatas son transmisiones bruscas de vibraciones que provocan ruidos y pérdidas de confort, riesgos importantes en la seguridad, notable reducción de la vida de la pieza, reclamaciones y descontento de los clientes.

Finalmente, Lemförder recomienda que para efectuar un montaje profesional que garantice un ahorro de tiempo y una óptima calidad del trabajo es imprescindible utilizar una herramienta adecuada. En el montaje y desmontaje de componentes de alta calidad, nunca se deben utilizar herramientas tales como soplete, martillo o formón, u otras herramientas similares, ya que podría ocasionar daños irreparables.

Lo más / Electromecánica

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña