Electromecánica | ¿Qué tipo de cajas de cambio automáticas existen?

La marca Loctite explica los detalles de cada uno y cómo mantenerlos de forma adecuada.

Las cajas de cambio automáticas realizan los cambios sin utilizar el pedal del embrague
Las cajas de cambio automáticas realizan los cambios sin utilizar el pedal del embrague

La caja de cambios es un dispositivo formado por engranajes con diferentes relaciones entre sí que transmite el par motor a las ruedas motrices y lleva a cabo los cambios de marcha.

Por su lado, las cajas de cambio automáticas permiten realizar los cambios sin necesidad de utilizar el pedal del embrague, ya que la centralita del sistema es la que cambia la marcha en función de la velocidad del vehículo y el par de giro del motor, tal y como explica Loctite en un artículo que publica en su blog.

Estas cajas de cambios se encuentran compuestas por la unidad electrohidráulica, el convertidor hidráulico de par, el embrague, el mando del cambio que puede ser electrónico, mecánico, hidráulico o combinado, y el tren epicicloidal o engranaje planetario con ruedas dentadas cilíndricas o cónicas.

Además, existen distintos tipos de cambio automático. Entre ellos, el post indica, en primer lugar, el variador continuo o CVT, que carece de embrague y se basa en dos poleas cónicas conectadas entre sí por una correa o cadena de alta resistencia

Asimismo, destaca el doble embrague o DSG (direct shift gearbox), similar al de una caja de cambios manual pero con doble embrague y dos árboles secundarios (uno con la relación de engranajes para marchas pares y el otro, para las impares y la marcha atrás).

Dentro de este tipo hay dos variantes: con embrague seco (fuera de la carcasa del cambio) y con embrague húmedo (dentro de la carcasa del cambio y lubricado con aceite).

Por su lado, el cambio con convertidor de par tampoco tiene embrague, aunque tiene un convertidor de par hidráulico.

A continuación, el post subraya la caja de cambios robotizada Powershift, que se parece a una caja de cambios manual convencional y posee doble embrague, aunque a diferencia de la tecnología DSG, este sistema es más compacto y ligero.

Con el fin de conseguir un buen mantenimiento en las cajas de cambio automáticas, el artículo recuerda que es necesario seguir unas pautas de mantenimiento. Para ello, cambiar el aceite es uno de los procesos más importantes para alargar la vida del sistema.

Lo más / Electromecánica

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña