Electromecánica | Precauciones para montar o manipular la batería del vehículo

Varta advierte de que estos elementos contienen ácido sulfúrico y producen mezclas explosivas de hidrógeno y oxígeno.

Precauciones para montar o manipular la batería del vehículo
El profesional debe extremar las precauciones por riesgo de explosión y para una carga adecuada

Sustituir una batería puede parecer un trabajo sencillo, sin embargo, es importante que el profesional del taller que lleve a cabo esta operación tome una serie de precauciones de seguridad antes de montar y manipular las baterías. Los especialistas de Varta han realizado varias advertencias para finalizar con éxito esta labor de mantenimiento del vehículo.

Cuando el mecánico trabaja con una batería o tiene una en sus proximidades, debe llevar puestas gafas de seguridad y protector facial o gafas de protección contra salpicaduras, siguiendo la norma europea CE EN166, y debe realizar la operación en una zona bien ventilada.

Y es que las baterías del vehículo contienen ácido sulfúrico y producen mezclas explosivas de hidrógeno y oxígeno, por lo que al manipularlas, el profesional debe contar con una adecuada protección para ojos, cara y manos.

Varta recuerda que las baterías no deben abrirse con tapones de ventilación no extraíbles. Asimismo, los extraíbles empleados deben mantenerse apretados y a nivel, a excepción de los momentos en los que se estén realizando trabajos de servicio en el electrolito.

Las baterías no pueden inclinarse mientras se están puenteando, comprobando o cargando, extremando las precauciones cuando se utilizan herramientas o conductores metálicos, con el fin de evitar que se produzcan cortocircuitos o chispas.

La carga de la batería

Varta ha advertido a los profesionales del taller que nunca pueden cargar una batería sin antes leer las instrucciones del cargador que va a emplearse. Asimismo, la carga de las baterías debe realizarse siempre en una zona con buena ventilación.

El operario debe seguir utilizando la protección de ojos, cara y manos mientras manipula este elemento. Otro de los pasos a seguir es mantener los tapones de ventilación apretados y a nivel, y recordar apagar el cargador y el temporizador antes de conectar los cables a la batería para evitar que salten chispas. Es fundamental que el profesional no cargue nunca una batería que a simple vista parece dañada o congelada.

En primer lugar, debe conectar los cables del cargador a la batería; el cable rojo positivo con el polo positivo, y el cable negro negativo con el polo negativo. En caso de que la batería siga dentro del vehículo, el cable negativo debe conectarse al bloque del motor para que sirva como masa. A continuación, debe comprobar verificar que el encendido y todos los accesorios eléctricos estén apagados.

Los cables que conectan el cargador con la batería no deben estar pelados, ni sueltos, ni rotos. Una vez activado el temporizador, se enciende el cargador hasta incrementar el valor de carga al nivel de amperios deseado. Ante un calentamiento de la batería o la expulsión violenta de gases del electrolito, el profesional debe reducir la intensidad de carga o apagar el cargador.

Manipular el ácido de las baterías

Varta advierte que las baterías contienen un ácido, también conocido como electrolito, que puede producir quemaduras en la piel, por lo que además de los equipos de protección, debe tenerse una especial precaución al manejar esta sustancia.

En caso de caer electrolito sobre el vehículo o en la zona de trabajo, el mecánico puede neutralizarlo con bicarbonato sódico y lavar la zona contaminada con agua.

Lo más / Electromecánica

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña