Concesionarios | El ambicioso plan de Grupo Volkswagen para la posventa

Prevé un crecimiento significativo de facturación en el área de aftermarket a través de la digitalización y la electrificació.

Prototipo de Volkswagen ID
Prototipo de Volkswagen ID

Grupo Volkswagen prevé un crecimiento significativo de su negocio de posventa en los próximos años a través de dos grandes pilares: digitalización y electrificación.

El grupo apunta como una oportunidad de negocio para la posventa marquista la importancia creciente de los servicios digitales, así como el crecimiento sostenido de la flota de vehículos. De este modo, pese a que el coste de mantenimiento de los vehículos eléctricos es de entre el 20 y el 30% menor que en los convencionales, el grupo tiene previsto incrementar significativamente las ventas y beneficios en posventa a lo largo de los próximos años.

La fidelización a través de los datos del vehículo

Imelda Labbé, responsable de Postventa del Grupo, apunta que la posventa digital “es nuestra respuesta a la transformación de la industria automóvil”. Gracias al vehículo conectado, el grupo espera tratar al cliente “de forma considerablemente más individualizada, lo que reforzará significativamente su fidelidad”, explica Labbé. “El mantenimiento del vehículo se convertirá en una experiencia completa: más cómoda, más eficiente y más transparente que nunca”, añade.

Según datos de la compañía, actualmente, un encargo en un taller medio genera cerca de 80 minutos de trabajo administrativo en hasta 15 sistemas distintos. Con la introducción de la futura generación de sistemas de posventa digital, el objetivo será limitar el trabajo administrativo a una media de tan solo 15 minutos, de modo que los reparadores ya no tendrán que asumir una carga de trabajo sin valor añadido.

La apuesta por la movilidad eléctrica

Por otra parte, Grupo Volkswagen ha lanzado una importante ofensiva de electrificación, “más ambiciosa de la industria automóvil”, según fuentes de la compañía. Hasta 2028, lanzarán cerca de 70 modelos totalmente eléctricos y el Grupo invertirá cerca de 30.000 millones de euros en movilidad eléctrica hasta 2023, con el objetivo de que la movilidad eléctrica sea accesible a amplios sectores de la población.

Como parte de esta “ofensiva”, el grupo ha previsto construir un almacén para baterías de alto voltaje en la planta de Kassel, centro de piezas de recambio originales que cuenta con cerca de 2.400 empleados y que suministra piezas de recambio para 86 países de todo el mundo durante las veinticuatro horas. Cuenta con un área de almacenaje mide más de 1,2 millones de metros cuadrados. La planta de Kassel se está enfocando a las exigencias de la movilidad eléctrica como almacén principal global.

Cursos de Academia Infotaller

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña