Concesionarios | ¿Prohibir las actualizaciones inalámbricas en los coches? Se abre el debate en Estados Unidos

Los legisladores del estado de Virginia Occidental pretenden que los clientes tendrán que acudir al taller oficial más cercano para completar la operación, lo que plantearía incomodidad al cliente y riesgo de seguridad a costa de favorecer al concesionario.

Pulsando en el botón Iveco Over the Air Update, el sistema buscará la actualización e iniciará la descarga
Una medida restrictiva que busca favorecer a los concesionarios

El estado de Virginia Occidental, en Estados Unidos, está en vías de aprobar una nueva normativa para no permitir a los fabricantes ofrecer a sus clientes servicios de actualización de sus vehículos a distancia. En su lugar los legisladores indican que los clientes tendrán que acudir a su concesionario o taller oficial más cercano para completar la operación de forma física, según indica Clean Technica.

Según la asociación Auto Innovators, formado por diferentes fabricantes y suministradores, como BMW, Ford, Ferrari, Intel o KIA, esta norma “en lugar de nivelar el campo de juego entre los concesionarios y los fabricantes, alteraría drásticamente los derechos y obligaciones de los fabricantes de automóviles y sus concesionarios autorizados en Virginia Occidental”. “Muchos de los cambios propuestos beneficiarían a los comerciantes pero, en última instancia, impondrían costes e inconvenientes a los ciudadanos”, señalan desde Auto Innovators.

En una carta, Auto Innovators analiza los perjuicios que está decisión tendría para los usuarios, además de tener que desplazarse a un concesionario. “Se extralimita hasta el punto de perjudicar tanto a los clientes como a los concesionarios al bloquear las compras de automóviles en línea, las actualizaciones inalámbricas e incluso la publicidad de los fabricantes de automóviles”, explicaron.

La carta prosigue de la siguiente manera: “Las actualizaciones inalámbricas permiten a los consumidores actualizar sus vehículos desde la comodidad de sus casas, sin la necesidad de viajar hasta el concesionario. Este es un tema complejo y de vanguardia, pero la mayor preocupación aquí es que restringir las actualizaciones de software dañarían innecesariamente a los consumidores y podría crear riesgos de seguridad”.

Lo más

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña